El Gobierno garantizará el acceso de la mujer al aborto "en la sanidad pública o la concertada"

La prestación se aplicará con criterios de igualdad en todas las comunidades, lo que implicaría que las que no realizan abortos, como Navarra o Murcia, se verían obligadas a practicarlos

La nueva ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha asegurado hoy que se garantizará el derecho de la mujer al aborto "en la sanidad pública o la concertada". Cuando aún se están dando los últimos retoques a la propuesta de reforma de la ley del aborto y todos los ojos están puestos en cómo hará el Gobierno para garantizar el acceso de las mujeres a la prestación, Jiménez abre la puerta a la generalización del sistema de conciertos con clínicas privadas de abortos. Un sistema que existe en ciertos casos en comunidades como Madrid, pero que está totalmente implantado en regiones como Andalucía. Allí, desde la entrada en vigor de la ley del aborto, el sistema de conciertos es total. Ahora mismo menos de un 3% de las interrupciones voluntarias del embarazo se realizan en la sanidad pública en España.

Más información
Rouco alerta de que "el crimen del aborto ensombrece la historia de la humanidad"
Las farmacias venderán sin receta la píldora del día siguiente
El Gobierno aprobará mañana el anteproyecto de ley del aborto

"Es importante asegurar que la prestación se ofrece con criterios comunes de seguridad y equidad en todo el territorio", ha declarado Jiménez tras una reunión con la titular de Igualdad, Bibiana Aído. Esto implicaría que comunidades que no realizan abortos, como Navarra o Murcia, se verían obligados a garantizar la prestación. Algo que ahora, a pesar de que está incluida en la cartera del Sistema Nacional de Salud, no se hace. "Las leyes son de obligado cumplimiento y todas las comunidades deben cumplirlas, sea cual sea el partido político que las gobierne", ha dicho Jiménez.

La ministra de Sanidad ha asegurado que se encontrará un equilibrio que respete el derecho de los profesionales a la objeción de conciencia -uno de los factores por el que apenas se practican abortos en la sanidad pública? y el de las mujeres al aborto. La nueva ley, "más sensata y más segura", según la titular de Igualdad, protegerá a las mujeres y a los profesionales médicos. "Estamos trabajando en una nueva ley porque la que hay, y en eso absolutamente todos coincidimos, es manifiestamente mejorable", ha dicho Aído, quien ha asegurado que la reforma pondrá límites "donde no los hay" y terminará con "arbitrariedades".

Aído y Jiménez han declarado que en la propuesta de nueva ley se mantendrá la posibilidad de que las chicas mayores de 16 años aborten sin el consentimiento de sus padres. Algo para lo que habría que modificar la ley de autonomía del paciente. "Podrán decidir con autonomía sobre el aborto, igual que lo hacen en otro tipo de intervenciones sanitarias", ha dicho Aído.

Las dos ministras han declarado que reforzarán su colaboración en los asuntos que afectan a la salud de las mujeres: el Plan Integral contra la Trata, el anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva, y la Estrategia de Parto Normal. Fruto de esa colaboración, Jiménez ha explicado que más de 1.200 profesionales sanitarios de atención primaria han seguido ya un programa de formación en salud sexual. La Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva, que se prevé que pueda ponerse en marcha a principios de 2010, es fundamental para terminar con los embarazos no deseados.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS