Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La legalización de las drogas supondría un ahorro de 15.000 millones de euros en Reino Unido

Un estudio de la organización Transform dice que la prohibición es inútil y causa "precisamente lo contrario" de lo que persigue el Gobierno

La legalización de las drogas supondría un ahorro de unos 15.000 millones de euros al año en Reino Unido, según un estudio de la organización Transform. Ese es el coste de las políticas sanitarias, contra el crimen y contra el comercio ilegal de sustancias.

Transform defiende que las medidas relacionadas con la prohibición son un derroche innecesario y pide la legalización. El Gobierno británico descarta que, por el momento, la situación vaya a cambiar y ha insistido en que la legalización aumentaría el consumo de drogas.

El análisis de costes que ha realizado Transform concluye que la prohibición está causando "precisamente lo contrario" de lo que persigue el Gobierno, porque el uso y la oferta de drogas siguen aumentando, los problemas de salud asociados, también, y el crimen continúa en niveles elevados.

El informe estima que legalizar y regular todas las drogas costaría unos 6.600 millones de euros anuales, es decir, supondría un ahorro para el contribuyente de casi 15.00 millones de euros al año. Transform ha declarado que el Gobierno ha tirado a la basura 111.000 millones de euros en diez años para intentar acabar con el mercado ilegal de drogas y destinará "una cantidad similar en la próxima década, si no cambia sustancialmente su política".

"No puede haber más excusas para no llevar a cabo una evaluación del impacto para contabilizar los costes reales de la política actual hacia las drogas", ha dicho Steve Rolles, director del departamento de Investigación de Transform. Un portavoz del Gobierno ha contestado que "las drogas se controlan porque son dañinas. La ley es un importante elemento disuasorio para el uso de las drogas y la legalización supondría un aumento enorme del consumo, con un coste asociado para la salud pública".