Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La manifestación contra el aborto reúne a unas 10.000 personas en Madrid

Según las organizaciones convocantes, la participación ha rondado el medio millón de personas.- Entre los asistentes había, sobre todo, parejas jóvenes con tres o cuatro hijos

La imagen de la manifestación celebrada este domingo contra la reforma de la Ley del Aborto que prepara el Gobierno ha sido la de parejas jóvenes, empujando carritos de bebé y con dos o tres niños de la mano. También había gente mayor y algunos jóvenes. Las más entusiastas eran, sin duda, las mujeres. "Es peligrosísimo matar, yo no conozco una especie animal que lo haga, el aborto es un espanto", decía una mujer de unos 40 años que había ido a la marcha con sus amigas.

Los organizadores, Derecho a Vivir, Hazte Oír, Médicos por la Vida y Provida Madrid, han hablado de una asistencia de medio millón de personas, aunque según la información difundida por la Policía y citada por la Cadena SER, eran unas 10.000 personas. Para costear la manifestación, muchos voluntarios de la organización han pasado huchas, con bastante éxito. "Esto es para ayudar a la organización, que ha sido muy cara". Y no hacía falta pedir más, lluvia de billetes de 10 y 20 euros.

Los manifestantes han salido a las 12.00 del Ministerio de Igualdad y han recorrido la calle Alcalá y el Paseo del Prado hasta la plaza de Neptuno, donde se había montado un escenario. En él estaba instalada una pantalla desde la que se han emitido algunos vídeos, como uno en el que el supuesto feto hablaba desde una ecografía para decir "los médicos le han dicho a mi madre que aborte".

Aunque eran los menos, había algunos grupos de menores, todos más contra el aborto que contra la reforma legal, que algunos no conocían. "Yo nunca abortaría, en todo caso lo daría en adopción", decían dos niñas bien arregladas. "El aborto es un asesinato, aunque te violen no es el niño quien tiene la culpa".

Al menos tres pancartas gigantes, con el rojo como elemento distintivo, han hecho el recorrido. Además, globos con forma de corazón y miles de gorras rojas con una consigna principal: "Vida sí, aborto no". Los manifestantes también han lanzado gritos contra la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, "aborto, Bibiana, no me da la gana", y contra el presidente del Gobierno, "Zapatero, carnicero". Al final de la marcha los asistentes se han animado más, bailando y cantando.

Marcas en toda España

La campaña contra el aborto impulsada por los obispos y los autodenominados grupos pro vida, no sólo ha tenido presencia hoy en las calles madrileñas. En otras ciudades españolas han tenido lugar manifestaciones similares. La convocatoria ha logrado reunir a alrededor de 300 personas en Toledo, según la Policía Local. En Valladolid han sido 400 las personas que han acudido a la convocatoria, según los organizadores.

En Girona, un grupo de personas favorable al aborto y otro formado por personas contrarias han terminado enfrentándose a gritos después de que ambas marchas hayan coincidido en la plaza del Vi. Sin embargo, según han indicado fuentes de los Mossos d'Esquadra, los incidentes no han pasado de algún empujón puesto que la policía autonómica catalana había preparado un cordón de seguridad para separar ambas manifestaciones.

El PP entiende a los manifestantes

Desde Bilbao, la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha indicado que entiende que se hayan convocado las movilizaciones porque el Gobierno ha planteado la reforma del aborto "con frivolidad". Pese a que su partido se desmarcó de la manifestación días atrás (aunque algunos miembros de la organización tenían previsto acudir a las marchas a título personal), Sáenz de Santamaría ha añadido que no está de acuerdo con la reforma, "ni con cómo se ha llevado a cabo, ni con el hecho de que se pueda abortar de los 16 a los 18 años sin el consentimiento de los padres".

Por parte del PSOE, su secretaria de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, Mar Moreno, ha acusado al PP de defender ante el aborto "una moral prêt-à-porter, una moral de temporada". Moreno ha expresado también el "respeto más absoluto al derecho de manifestación" y ha estimado que tras las marchas se encuentra el principal partido de la oposición.

"¿Cómo es posible que durante los ocho años de gobierno del PP, en los que se han practicado 500.000 abortos, no se hayan visto manifestaciones, ni lazos de cofradías, ni cartelería de manifestantes en contra?", se ha preguntado Moreno durante una conferencuia de prensa desde la sede central del PSOE.

Un miembro del Comité Federal del PSOE acude a la marcha contra el aborto

"No se puede ser socialista y estar contra la vida". Así ha resumido Joaquín Manuel Montero, segundo teniente alcalde de Paradas (Sevilla) y miembro del Comité Federal del PSOE, el porqué de su presencia en la Marcha por la Vida en Madrid. Montero, que se ha situado en la pancarta de la manifestación, ha asegurado que su partido sabía que acudiría al acto, aunque ha recalcado que lo ha hecho "a título personal".

El edil socialista, que firmó el pasado 19 de marzo la Declaración de Madrid contra el aborto, ratificada por un 1.700 intelectuales, ha acusado al PP de "doble moral" en materia de aborto. "Mientras gobiernan apoyan el aborto y en la oposición defienden lo contrario; no se puede legalizar el asesinato", ha añadido.

Durante su intervención en el acto, Montero ha afirmado que asistía a la manifestación para "transmitir el mensaje que había recibido de viejos socialistas de ser voz de los sin voz".

Más información