Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un informe denuncia que las televisiones vulneraron derechos fundamentales en el caso de Marta

Los medios identificaron a la víctima, de 17 años, con nombre y apellidos, y en algunos se entrevistó en tres ocasiones a una menor

Las televisiones de carácter estatal vulneraron derechos fundamentales de menores de edad al informar sobre el caso de Marta del Castillo, la joven sevillana que permanece desaparecida desde el pasado 24 de enero y cuyo cuerpo se busca en el vertedero de Alcalá de Guadaíra.

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) ha analizado la información emitida en informativos y programas entre el 14 y 17 de febrero en La 1 de Televisión Española (TVE), Telecinco, Antena 3 y TV3. El informe, que el organismo ha remitido al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, constata que la cadena catalana fue la única que no emitió ningún inserto con imágenes de menores de edad.

El CAC añade que todos los medios identificaron la víctima menor de edad con nombre y apellidos y constatan que en dos de los prestadores se entrevistó en tres ocasiones a una menor, presentada como la última pareja del presunto asesino, y sin utilizar ningún sistema de ocultación.

Además, los prestadores de ámbito estatal difundieron otros datos personales de menores de edad, como vinculaciones familiares, sentimentales, un posible embarazo y la etnia de una de las menores.

El pleno del CAC, reunido el 11 de marzo, consideró entonces que esta actuación puede comportar la vulneración de los derechos que el ordenamiento jurídico establece para los menores como el de protección al honor, la intimidad y propia imagen. También consideran que se puede vulnerar el derecho de los menores a la protección como espectadores de televisión, ante unos contenidos "eventualmente perjudiciales" para su desarrollo tanto mental como físico y en un horario que es protegido.

El tratamiento informativo de los medios de comunicación en los días posteriores a la desaparición de Marta del Castillo levantó una agria polémica y ya el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) informó en su día de que "algunos medios de comunicación podrían haber infringido el derecho a la intimidad, el honor y la propia imagen de los menores de edad". El organismo concluyó También que "casi la totalidad de los medios analizados han vulnerado, en mayor o menor medida, los principios y códigos éticos".