Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta en Vigo "contra el tribunal popular homófobo"

Los manifestantes rechazan la sentencia que absolvió por asesinato a Jacobo Piñeiro, autor confeso de 57 puñaladas que acabaron con la vida de dos homosexuales

Unas mil personas se han concentrado este sábado en Vigo para mostrar su desacuerdo con la sentencia absolutoria del delito de asesinato a Jacobo Piñeiro, autor confeso de 57 puñaladas que causaron la muerte a dos homosexuales, Isaac Pérez y Julio Anderson Luciano, en 2006.

La concentración comenzó poco después de las 20.00 horas y a ella acudieron miembros de varios colectivos de gays y lesbianas, así como la madre Isaac Pérez. La protesta, bajo el lema Tod@s contra el tribunal popular homófobo de Vigo, se extendió también a otros lugares de España, como Vitoria, Barcelona o Madrid, donde se concentraron alrededor de un centenar de personas.

Piñeiro, que ha sido condenado a 20 años de prisión por el delito de incendio, fue absuelto del delito de asesinato por un jurado popular, que estimó que había acabado con las vidas de las víctimas en "legítima defensa" y por "miedo insuperable" a ser "violado o muerto". No obstante, esta semana la magistrada de la sección 5ª de la Audiencia Provincial de Pontevedra le ha impuesto una pena de 20 años de prisión por un delito de incendio, ya que tras apuñalar a sus víctimas Piñeiro plantó cinco focos en la vivienda de las víctimas, dos de ellos sobre los cadáveres, y abrió el gas para provocar una deflagración. La juez ha impuesto la pena máxima de las posibles por el incendio, al estimar que el acusado puso en riesgo la vida de las personas que habitaban el edificio y rechazó cualquier atenuante.

En declaraciones a los medios, la madre de Isaac Pérez ha señalado que tiene mucha fe en que se celebre de nuevo el juicio, ya que cree que la sentencia "fue una injusticia tan grande, que se tiene que anular". Por su parte, Robert Bass, organizador de las concentraciones a través de la red social Facebook, ha destacado que la unión no sólo se ha visto en Internet, y que también ha salido a la calle.