Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corbacho: "El PP tiene en Cataluña una alta tasa de temporalidad en los candidatos"

El ministro de Trabajo se mofa de los populares tras una pregunta sobre el paro en la comunidad catalana

El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha irritado como nunca esta martes a los senadores del PP con su respuesta a una pregunta sobre los posibles despidos en la fábrica de Nissan en Barcelona. Le preguntaba la senadora catalana Alicia Sánchez-Camacho acerca de qué piensa hacer el Gobierno ante la intención de esta empresa de eliminar 1.680 puestos de trabajo. La senadora ha recordado que la empresa tiene más de 300 millones de beneficios y ha pedido al Gobierno que exija a la empresa la devolución de las ayudas públicas que ha recibido. Sanchez-Camacho ha aprovechado para afirmar que uno de cada cuatro nuevos parados es catalán.

Corbacho, también catalán, apenas ha contestado que el Gobierno "está haciendo lo que tiene que hacer, en contacto con la Generalitat". Pero, además, ha intentado bromear con la senadora diciendo que "tiene un problema, y es que no es diputada en el Parlamento catalán". El comentario ha provocado la indignación en los escaños populares, que inmediatamente le han gritado "¡es senadora!". El popular valenciano Pedro Agramunt, situado justo detrás del ministro, le ha gritado desde apenas medio metro de distancia, haciendo gestos ostensibles de enfado.

"Su partido tiene en Cataluña una alta tasa de temporalidad en los candidatos", ha continuado Corbacho, quien no ha dado un solo detalle en su respuesta. No se recuerda que un ministro haya despreciado a un senador por hacer una pregunta con marcado tono territorial. Minutos después, el senador de UPN José Ignacio Palacios hacía expresa su protesta en su turno de palabra: "Mi compañera le ha hecho la pregunta como senadora", se ha limitado a decir con gesto grave.

Corbacho aguanta cada semana algunas de las intervenciones más duras de los senadores del PP, que le han elegido como blanco político en la actual coyuntura económica como responsable de empleo.