Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas propone ampliar la baja mínima por maternidad hasta las 18 semanas

La Comisión también plantea que las mujeres que disfruten de este permiso sigan recibiendo su sueldo mensual completo

La Comisión Europea ha propuesto hoy ampliar de 14 a 18 semanas la duración mínima en toda la UE de la baja por maternidad con el objetivo de mejorar la conciliación entre la vida familiar y laboral de las mujeres y de aumentar el empleo femenino. En España, la duración de la baja por maternidad es de 16 semanas. Seis semanas de la prestación deberán tomarse obligatoramente después del parto. Para el resto del permiso, se da flexibilidad a la mujer para decidir si prefiere cogerlo antes o después de dar a luz.

El Ejecutivo comunitario quiere además que, como regla general, las mujeres que disfruten de ese permiso sigan recibiendo su salario mensual completo. No obstante, esta disposición no será obligatoria y los Estados miembros podrán fijar determinados límites, siempre que el importe final no sea inferior a la prestación por enfermedad.

La propuesta de la Comisión, que debe ser aprobada por los Veintisiete y por la Eurocámara, reconoce el derecho de las mujeres que regresan de una baja por maternidad a pedir flexibilidad en los horarios. El empresario deberá examinar la demanda, aunque no tiene la obligación de aceptarla.

En la actualidad, la duración de la baja por maternidad varía entre las 14 semanas en un pequeño número de Estados miembros como Alemania y las 28 semanas en otros como República Checa. En algunas circunstancias, puede alcanzar las 52 semanas, aunque sólo una parte de este periodo está remunerada.

Una "inversión para el futuro"

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, ha subrayado que en la actualidad seis millones de mujeres de entre 25 y 49 años se ven obligadas a trabajar a tiempo parcial o a no trabajar para poder ocuparse de los niños. "Esto es un problema para el empleo de las mujeres en Europa", ha destacado.

La Comisión espera que esta iniciativa se apruebe a lo largo del año 2009. Los Estados miembros tendrán entonces dos años para introducir la directiva en su legislación nacional. El comisario de Empleo ha señalado que el coste de ampliar la baja por maternidad variará según el país pero será en general muy bajo y además debe considerarse como "una inversión para el futuro". Spidla ha manifestado que el Ejecutivo comunitario es también favorable a mejorar la baja para los padres, pero ha explicado que la cuestión está siendo negociada por los agentes sociales y que, en principio, Bruselas no tiene previsto presentar ninguna propuesta formal, al menos durante el mandato de la actual Comisión, que expira en noviembre de 2009.

España cumple en materia de guarderías

La propuesta de ampliar la duración de la baja por maternidad forma parte de un paquete más amplio de medidas que ha presentado la Comisión para animar a los europeos a tener más hijos. En este paquete se encuentra también una iniciativa para mejorar la protección de las mujeres que trabajan como autónomas. El objetivo es aumentar el número de mujeres que crean empresas en Europa y ayudarlas a que sigan en activo, independientemente de sus responsabilidades familiares. Para ello, se garantiza a las mujeres que trabajen por cuenta propia un acceso equivalente a la baja por maternidad de las trabajadoras por cuenta ajena, aunque esta disposición tendrá un carácter voluntario.

Asimismo, el Ejecutivo comunitario ha hecho público un informe sobre los servicios de guarderías en los Estados miembros. En la cumbre de Barcelona los líderes europeos se fijaron como objetivo que de aquí a 2010 las guarderías cubran al menos al 90% de los niños de entre tres años y la edad de escolarización obligatoria, y al 33% de los niños menores de tres años. El informe de Bruselas señala que España cumple con lo acordado.