Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno acelerará las declaraciones de impacto ambiental

Los ecologistas rechazan la medida porque temen que bajo el término "agilizar" se reduzca el valor de estos documentos

El Gobierno pretende agilizar las declaraciones de impacto ambiental para no frenar las inversiones en infraestructuras. La ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, ha anunciado que se hará sin que suponga una rebaja de los criterios medioambientales, que llevará mañana esta propuesta al Consejo de Ministros. Los ecologistas, por su parte, han tachado hoy de "erróneas" las medidas económicas que plantea el Ejecutivo para paliar la crisis.

La titular del ministerio ha asegurado que su propuesta tendrá una repercusión económica "tremenda", ya que afecta a prácticamente a todas las infraestructuras del país e inversiones industriales importantes. "No se rebajan los estándares" medioambientales, ha enfatizado. Pero ha añadido que el objetivo principal es acelerar la tramitación lo máximo posible para no frenar las inversiones, ya que hoy en día conllevan "mucho tiempo".

Espinosa ha explicado que uno de los grandes problemas que tiene el procedimiento actual es la carencia de unos plazos delimitados en al presentación de documentos por parte del promotor. Para la titular de Medio Ambiente esto supone un "inconveniente". La propuesta del Gobierno establece, por primera vez, plazos de las infraestructuras u obras para la presentación de la documentación y, además, promueve la tramitación vía electrónica de la mayor parte del procedimiento.

Una medida "perversa"

Greenpeace ha asegurado que esta medida convertirá al medio ambiente en una nueva víctima de las crisis. Añade que este trámite es esencial para salvaguardar los valores naturales de España y su reducción "pondría en grave peligro numerosos hábitats, muchos vitales para la supervivencia de especies en peligro".

La organización considera que el mes de agosto es el más inadecuado para una propuesta de este calibre y muestra que el Gobierno tiene un escaso respeto e interés en la protección del medio ambiente. A juicio del director de Greenpeace, Juan López Uralde, el medio ambiente "no puede ser el pagano de la crisis económica. La economía basada en la investigación e innovación que dice fomentar Zapatero está muy alejada de seguir promoviendo el cemento y el hormigón a cualquier precio".

"El Gobierno demuestra su clara apuesta por la insostenibilidad al aprobar un plan de medidas que promociona el crecimiento en detrimento del entorno", ha explicado la organización Ecologistas en Acción en un comunicado. Las declaraciones de impacto ambiental, que se aplican en España desde finales de los años noventa, son ya un "mero trámite". Por eso la organización ecologista critica la medida que califican de "perversa". Temen que bajo el término "agilizar" se reduzca aún más el valor de este documento. Y asegura que de aprobarse aumentará la fragmentación del territorio y provocará un crecimiento importante de las emisiones de CO2 que alejará aún más a España del cumplimiento del Protocolo de Kioto.