Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Por un Papa sin pieles

Ecologistas italianos recogen cerca de 2.000 firmas para pedir a Benedicto XVI que renuncie a las prendas de armiño

La Asociación Italiana para la Defensa de los Animales y del Ambiente (Aidaa) ya ha recogido alrededor de 2.000 firmas para pedir al Papa Benedicto XVI que renuncie a todas las prendas confeccionadas con piel de armiño. Según el grupo ecologista, con este gesto, el Pontífice demostraría su "respeto por la vida en todas sus formas" y serviría "para recordar que los animales también son criaturas de Dios".

Los promotores de esta iniciativa, que empezó el pasado 21 de julio, se proponen llegar a las 10.000 firmas en septiembre. Las adhesiones también se pueden registrar por Internet, a través de esta dirección web.

El presidente de la asociación, Lorenzo Croce, envió ayer una carta al Papa en la que asegura que con su renuncia al armiño "daría más luz a su magisterio". "Conocemos su sensibilidad hacia las temáticas ambientales y la tutela de la naturaleza y de los animales" por lo que "nos gustaría ver un gesto concreto que indique el camino del respeto y del amor por los animales", manifestó.

Algunos de los firmantes que se han adherido a la propuesta online también apelan a la consabida admiración que siente el Papa por los gatos. De hecho, Benedicto XVI tenía un felino en casa cuando era cardenal. Además, desde que empezó su Pontificado, ha lanzado numerosos llamamientos para promover el respeto del medio ambiente.