Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno financiará la cirugía reparadora para los enfermos de sida

El ministro de Sanidad promete mantener las ayudas al sida pese a la crisis y reconoce que "la epidemia se expande más rápido que los servicios que se dan"

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, ha anunciado este lunes que propondrá al Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud incluir en la cartera pública de servicios el tratamiento contra la lipoatrofia facial. Se trata de una enfermedad que sufren los pacientes con sida y que genera la pérdida de grasa en la cara de los pacientes. Soria ha asegurado además que la crisis económica no frenará las ayudas para financiar programas de apoyo y respuesta al sida.

La lipoatrofia facial provoca pérdidas de grasa en el rostro de estos enfermos y, según Sanidad, constituye "una de las alteraciones metabólicas que más agrava la sensación de estigma en pacientes que conviven con el VIH y en tratamiento antirretroviral". En la actualidad se utilizan diferentes técnicas quirúrgicas que han demostrado su efectividad y "excelentes resultados" en el tratamiento de la lipoatrofia facial.

"El primer problema global de salud"

Soria ha insistido también en la necesidad de mantener e intensificar las políticas de prevención. "Hemos hecho un esfuerzo sin precedentes pero no debemos ser indulgentes (...) Quedan muchas cosas por hacer", ha indicado Soria en inglés ante varios miles de personas. El ministro ha prometido que la crisis no afectará a las ayudas a la enfermedad. Lo ha hecho en el salón principal del Centro Banamex, donde se ha celebrado la primera sesión plenaria de la XVII Conferencia Internacional sobre Sida que se inauguró ayer en México y finalizará el viernes.

El ministro español ha recalcado que "a pesar de la situación económica en todo el mundo" las ayudas para combatir el sida se van a continuar concediendo. Soria se ha referido a esta enfermedad como "el primer problema global de salud" al que se enfrenta la humanidad. Y ha recordado que en España los tratamientos con antiretrovirales han permitido un descenso del 78 % en las muertes por sida, a pesar de que durante algunos años la epidemia fue la principal causa de muerte entre personas de 35 a 44 años.

10,2 millones de euros

El titular español de Salud ha recordado que las ONG están realizando un trabajo encomiable y "han ayudado a dar pasos importantes" para responder a la epidemia. Pero también ha reconocido que pese a los avances "la epidemia se expande más rápido que los servicios que se dan", con lo que el año pasado hubo 2,1 millones de muertes relacionadas con el sida.

El ministro ha sido aplaudido cuando ha comentado las nuevas aportaciones anunciadas por España, de 10,2 millones de euros al Programa Conjunto de las Naciones Unida contra el Sida (ONUSIDA), tres de ellos destinados a investigar una vacuna contra esta enfermedad. El Gobierno español, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado una aportación de 600 millones de dólares para el periodo 2008-2012 al Fondo Global contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria (FGSTM).