_
_
_
_
_

El Papa reconoce "vergüenza" por los abusos de sacerdotes a menores

Benedicto XVI condena "inequívocamente" estos actos en Australia durante la Jornada Mundial de la Juventud

El Papa ha reconocido este sábado "la vergüenza" que siente la Iglesia Católica por los abusos de menores cometidos por algunos sacerdotes y religiosos en Australia, que asegura condenar "inequívocamente".

Benedicto XVI hizo tal reconocimiento y condena durante la homilía de la misa que celebró en la catedral de Santa María de la ciudad australiana de Sidney, donde participa en la Jornada Mundial de la Juventud. "Me gustaría detenerme para reconocer la vergüenza que todos nosotros tenemos que sentir como resultado de los abusos sexuales de menores cometidos por algunos sacerdotes y religiosos en este país", afirmó.

El Papa dijo que "las víctimas deben recibir compasión y cuidado y los responsables de tales males deben ser llevados ante la Justica". Y agregó: "Realmente, estoy muy apenado por este dolor y este sufrimiento que las víctimas han padecido".

Más información
Los padres de dos niñas violadas por un cura exigen ver al Papa
Consumo... Pontífice
Los 'kikos' eclipsan al Papa

Después, destacó que estas fechorías, "que constituyen una grave traición a la confianza, merecen una condena inequívoca", y afirmó que "han causado un gran dolor y un gran daño al testimonio de la Iglesia".

El Pontífice ha aprovechado la ceremonia de hoy para disculparse específicamente por primera vez, aunque ya había enfrentado el tema del abuso sexual dentro de la Iglesia en Estados Unidos durante una visita a Washington el pasado abril, cuando se reunió con víctimas y prometió que mantendría a los pedófilos fuera del sacerdocio.

Las víctimas no se conforman

"Las disculpas no son suficientes. Las víctimas quieren acciones, no sólo palabras", manifestó el grupo de ayuda a quienes sufrieron abusos de sacerdotes Broken Rites, después de que el Papa pidiera perdón. "Es necesaria la justicia, la oportunidad de que las víctimas puedan llevar sus casos ante las cortes", dijo el presidente de Broken Rites, Chris MacIsaac.

Broken Rites dice que tiene una lista de 107 condenas por abuso sexual, pero asegura que podría haber miles de víctimas debido a que sólo pocos casos llegan a la corte.

La Iglesia Católica en Australia ha pagado millones de dólares en compensaciones, pero ha evitado los pagos individuales de decenas de miles de dólares y muchos acuerdos incluyen cláusulas de confidecialidad. Las víctimas denuncian que los pagos compensatorios son insuficientes.

Benedicto XVI saluda a un representante aborigen en un almuerzo en la catedral de Santa María de Sidney
Benedicto XVI saluda a un representante aborigen en un almuerzo en la catedral de Santa María de SidneyEFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_