Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cardenal García Gasco será el guardián de la ortodoxia de los obispos españoles

El arzobispo de Valencia liderará la comisión episcopal para la Doctrina de la Fe, heredera de la Inquisición

La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha designado hoy al cardenal arzobispo de Valencia, monseñor Agustín García-Gasco, de 77 años de edad, como responsable de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, que presidía en funciones desde abril del pasado año tras el fallecimiento del obispo auxiliar de Madrid, monseñor Eugenio Romero Pose.

Monseñor García-Gasco será así el responsable de la comisión de la CEE encargada de "procurar que lo que se diga en la Iglesia, de palabra o por escrito (la doctrina), sobre el Evangelio salvador de Jesucristo responda de verdad a ese Evangelio tal y como lo entiende la Iglesia, la Esposa de Cristo a la que asiste el Espíritu de la verdad. Dicho de otra manera: la misión de la Comisión doctrinal es promover la ortodoxia y velar por ella".

García-Gasco, que conforme a lo establecido en el canon 401 del Código de Derecho Canónico, presentó su renuncia al Papa en febrero de 2006 tras cumplir la edad de 75 años, está a la espera de que Benedicto XVI proveá "teniendo en cuenta todas las circunstacias".

La "disolución de la democracia"

En enero de 2003, Juan Pablo II designó a Valencia como sede del V Encuentro Mundial de las Familias (EMF), que tuvo lugar en julio de 2006, y encomendó a García-Gasco la preparación del evento en colaboración con el Pontificio Consejo para la Familia. El pasado 30 de diciembre, durante la concentración Por la Familia Cristiana que tuvo lugar en la madrileña Plaza de Colón, monseñor García-Gasco afirmó que "la cultura del laicismo radical" conduce a "la disolución de la Democracia" y sigue un camino que "no respeta la Constitución del 78".

Según apuntó entonces, en su opinión dicho laicismo es un "fraude" y un "engaño", y "sólo conduce a la desesperación por el camino del aborto, el divorcio express y las ideologías que pretenden manipular la educación de los jóvenes".

García-Gasco nace en la localidad toledana de Corral de Almaguer el 12 de febrero de 1931. Recibió la ordenación sacerdotal el 26 de mayo de 1956 y fue nombrado arzobispo de Valencia por el Papa Juan Pablo II el 24 de julio de 1992. Fue creado cardenal por el Papa Benedicto XVI en el Consistorio de 24 de noviembre de 2007, con el título presbiteral de San Marcelo.