Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los 25.000 kilómetros del quebrantahuesos

Ejemplares soltados en Cazorla 20 años después de extinguirse han sido avistados en Francia y varios montes españoles

El quebrantahuesos, una de las especies más amenazadas de extinción, vuelve a sobrevolar los montes españoles. Menos de dos años después de que se soltaran los primeros ejemplares del programa de cría en cautividad y reintroducción en las sierras de Cazorla y Segura (Jaén), de donde se extinguieron en la década de los ochenta, los mapas de vuelo de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta andaluza han permitido constatar la presencia de estas aves carroñeras en lugares tan distantes como el Pirineo francés y espacios tan diversos de la península Ibérica como los montes de Toledo, La Rioja, Castilla y León y a escasos tres kilómetros de Tarifa.

Los tres primeros ejemplares, soltados en mayo de 2006, han recorrido unos 25.000 kilómetros, según el sistema de seguimiento mediante emisores GPS que emiten coordenadas de las posiciones de las aves. No obstante, en todos los casos los quebrantahuesos, cuya envergadura se aproxima a los tres metros cuando despliega sus alas, han vuelto a su lugar de suelta y de cría, en Cazorla.

En Cazorla y Segura, 18 ejemplares

En la actualidad hay 18 ejemplares de quebrantahuesos en las sierras de Cazorla y Segura, de los que 12 han nacido en el centro de cría y el resto fueron traídos desde Austria y la República Checa, pero Medio Ambiente estima que aún deberán hacer varias sueltas ?no se descartan montes de otras provincias- y transcurrir varios años para la reintroducción definitiva de esta especie que, al margen de los de Cazorla, sólo están presente en el Pirineo español y francés.