Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España deberá doblar su consumo de energías limpias para 2020

tendrá también que reducir un 10% sus emisiones de gases de efecto invernadero

España tiene nuevas exigencias en la lucha contra el cambio climático, según ha informado este miércoles la Comisión Europea. Dentro del plan europeo para hacer frente al reto del clima, la Comisión Europea ha pedido a España que reduzca en 2020 un 10% la emisión de gases de efecto invernadero con respecto a los niveles de 2005. Además, le exige que multiplique por dos su consumo de energía limpia, de forma que suponga un 20% del total para 2020.

El plan europeo, que debe ser ratificado por los Estados miembros y por el Parlamento Europeo, establece unos objetivos generales para 2020, que coinciden con las cifras que exige para España. Los 27 deberán reducir un 20% sus emisiones en 2020 con respecto a los niveles de 1990 y que el 20% de la energía consumida en la UE en 2020 proceda de fuentes renovables, como el sol o el viento.

Para llegar a esos porcentajes globales, cada país debe contribuir de forma obligatoria en función de su PIB per capita. Al coincidir la renta por habitante española con la media europea, los porcentajes de reducción de emisiones y de uso de renovables coinciden.

Así, España deberá obtener en 2020 el 20% de la energía consumida de fuentes renovables, más del doble de la producción actual (8,7% en 2005), para contribuir así a la lucha contra el cambio climático. Además, España tendrá que recortar de aquí a 2020 un 10% las emisiones de los sectores que no están cubiertos por el Plan de Comercio de Emisiones (ETS, en sus siglas en inglés) -como el transporte, la vivienda, la agricultura y la ganadería o los residuos- respecto a los niveles de 2005, año que se toma como referencia. Los sectores que sí están cubiertos por el ETS deberán reducir sus emisiones en un 21% en 2020, también con 2005 como referencia.

Todos estos objetivos y medidas están recogidos en el polémico paquete de medidas sobre energía y cambio climático que ha presentado la Comisión Europea para poner en práctica los acuerdos alcanzados en marzo de 2007 por los líderes europeos (20% de renovables, reducción de emisiones un 20% y un 10% de uso de biocarburantes). Lo que la Comisión pretende con sus propuestas de hoy es repartir la carga de estos compromisos entre los Estados miembros utilizando como criterio principal el PIB per cápita y, en el caso de las renovables, también el potencial.