Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno de Gibraltar reconoce que el rescate del 'New Flame' provocará un vertido de chatarra

El barco lleva 42.000 toneladas de material de desecho, tubos de escape y hierros

El Gobierno de Gibraltar ha explicado este martes cómo va a abordar, a partir de la próxima semana, las tareas para recuperar la chatarra que almacena el New Flame, el barco encallado desde el pasado 12 de agosto a media milla de Punta Europa, en la costa dependiente del Gobierno de la Roca, y que se partió el día 22 de diciembre.

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, no ha precisado qué tipo de chatarra alberga el buque, ni ha informado qué empresa estadounidense es la propietaria del cargamento. Únicamente han negado que en el New Flame haya baterías.

La empresa Titan Salvage será la encargada de partir en dos la proa del barco. Para ello utilizará cables especiales de acero y diamantes. Una vez partido, el pecio del buque se trasladará a puerto. En la operación, el gobierno gibraltareño reconoce que parte de la carga de chatarra caerá al fondo del mar. Pero aseguran que esa carga será recogida posteriormente.

Esta operación durará unos tres meses. Y el gobierno de la Roca afirma que un mes después el barco entero habrá sido retirado de la bahía.

Peligro de desplazamiento a una sima

La popa se encuentra aún unida a la proa en algunos puntos, semihundida y suspendida sobre una plataforma marina a 23 metros de profundidad, apoyada en remolcadores. El peligro es que en la complicada operación de rescate se desplace hacia una sima de mas de 300 metros de profundidad.

Los operarios de la Delegación de Playas del Ayuntamiento de Algeciras y de Tragsa, empresa dependente del Ministerio de Medio Ambiente, ya retiraron el pasado 27 de diciembre de las playas de Getares y El Rinconcillo residuos procedentes del buque.