Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Menor de Madrid cree que el mensaje del obispo de Tenerife justifica la pederastia

El prelado afirmó que algunos menores incitan al abuso sexual.- La Conferencia Episcopal declina comentar estas declaraciones

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha calificado hoy de "barbaridad" que el obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, haya dado a entender que hay menores que provocan los abusos sexuales, porque ése es precisamente el mensaje de quienes justifican la pederastia. Canalda ha señalado, que le gustaría "que dejara de utilizar estos mensajes de los niños porque al final es el mensaje que justifica la pederastia. Los que creen que la pederastia es algo bueno lo justifican en que son los niños los que dan el consentimiento, y los que lo piden o lo autorizan, lo cual es perverso".

"Lo que hay que tener clarísimo es que nuestro sistema jurídico contempla como delito las relaciones sexuales con menores de 13 años y que mi institución lo que ha hecho es incluso pedir el incremento de esa edad, de manera que se entienda que hay relaciones consentidas a partir de los 14 años", ha señalado.

Por esa razón, ha insistido, "hay que tener muchísimo cuidado con las palabras, hay que ser riguroso y yo no pongo en duda la buena voluntad que haya podido tener este obispo, pero por lo menos lo que ha tenido es un grave desliz, en cuanto a la forma y en cuanto al ejemplo que ha puesto". En ese sentido, subrayó, "yo le pediría un poquito más de rigor y que seamos muy cuidadosos con los ejemplos en que usamos a los niños".

A este respecto, ha hecho hincapié en que "nuestro sistema jurídico es clarísimo, las relaciones con los menores están penadas por debajo de los 13 años, y ese mensaje de que los menores pueden llegar incluso a provocar es precisamente el que utilizan los pederastas; por lo tanto, hay que ser muy cuidadoso con las palabras".

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, manifestó en una entrevista publicada esta semana en el diario local La Opinión que "puede haber menores que consientan los abusos, hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo; incluso, si te descuidas, te provocan".

El vicario general de la diócesis de Tenérife salío ayer al paso de la polémica que estas declaraciones están provocando y matizó que el obispo en ningún caso quiso justificar un hecho "tan rechazable como la pederastia".

Esta mañana la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha declinado hacer ninguna valoración sobre las palabras del obispo Álvarez ni sobre las del Defensor del Menor. La CEE ha recordado que nunca comenta las afirmaciones de los prelados "ni en éste ni en ningún otro caso".