Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hay adolescentes que desean los abusos, incluso te provocan"

Duras críticas al obispo de Tenerife por una declaración en la que equipara la homosexualidad con la pederastia

El obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, recibió ayer un aluvión de críticas tras comparar la homosexualidad con la pederastia y afirmar que hay menores que desean y provocan los abusos sexuales. En una entrevista publicada por La Opinión de Tenerife, Álvarez asegura que "sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas; no hay que confundir la homosexualidad como necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica, como podría practicar el abuso de menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta".

En ese instante, la periodista del diario Laura Docampo le interrumpe: "La diferencia entre una relación homosexual y un abuso está clara", a lo que el obispo responde: "Por supuesto, pero ¿por qué el abusador de menores es enfermo?". La periodista replica: "Un abuso es una relación no consentida". Y el obispo: "Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso, si te descuidas, te provocan. Esto de la sexualidad es algo más complejo de lo que parece".

El obispo no atendió ayer las llamadas telefónicas de EL PAÍS. El vicario general del obispado, Antonio Pérez, intentó matizar las declaraciones: "El obispo en sus palabras no pretende justificar ni comprender un fenómeno absolutamente rechazable como es el abuso de menores".

El secretario de Movimientos sociales del PSOE, Pedro Zerolo, calificó estas declaraciones como "impropias e irresponsables" y las vinculó a "una línea integrista", que "debe haber sorprendido a los propios feligreses católicos". Zerolo aseguró que Álvarez "busca notoriedad con una clara intencionalidad política", que vinculó a la cercanía de la manifestación prevista en Madrid el día 30 por la defensa de la familia tradicional. "Si Dios existe, tendría que estar llorando ante estas declaraciones", concluyó el defensor de los derechos de los gays.

La comunidad homosexual en Canarias reaccionó con indignación. Los colectivos Algarabía, Altihay, Gamá y su grupo Diálogo Cristiano y Lánzate emitieron ayer un comunicado conjunto en el que lamentan "el tono y contenido del mensaje", que "representa las posturas más retrógradas de la Iglesia católica y alejadas de los valores de nuestra sociedad". Estos grupos advierten del error de vincular la homosexualidad con una enfermedad, "de la misma forma que en la actualidad nadie en su sano juicio defendería teorías del pasado como la supremacía de la raza blanca, del hombre sobre la mujer o la inconveniencia de los matrimonios interraciales".

Todos argumentos defendidos en otros tiempos por la Iglesia y sobre los que ha sabido modificar su discurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de diciembre de 2007