Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 'caso Madeleine'

"Como padres, no podemos abandonar a nuestra hija"

Los McCann abandonan Portugal tras recibir el visto bueno de las autoridades.- La pareja será previsiblemente interrogada de nuevo la próxima semana por el ministerio público portugués

Gerry y Kate McCann, declarados sospechosos de la desaparición de su hija Madeleine en Portugal, han manifestado hoy, nada más regresar al Reino Unido, que no abandonan la búsqueda de la niña. "Como padres, no podemos abandonar a nuestra hija hasta que no sepamos qué ha ocurrido", ha dicho el padre con tono emocionado al llegar al aeropuerto de East Midlands (centro de Inglaterra), mientras él y su esposa sostenían en brazos a sus dos hijos gemelos.

Los McCann, que han mostrado además su indignación por las acusaciones de que mataron accidentalmente a la niña y ocultaron el cadáver, regresaron a su país tras dejar la casa que habían alquilado en Portugal.

Reiteran su inocencia

Los McCann ya habían negado haber participado en la desaparición de su hija en un comunicado leído por su portavoz después de despegar el avión que los ha llevado de regreso al Reino Unido.

Los padres de Madeleine han volado al aeropuerto de East Midlands (Inglaterra) desde la ciudad portuguesa de Faro. Gerry y Katie, declarados "sospechosos formales" de la desaparición de su hija, no pueden abandonar Portugal durante más de cinco días sin informar previamente a las autoridades, algo que ya han hecho.

Los McCann salieron de Playa de la Luz a las 8.08 de la mañana en un vehículo conducido por Gerry y seguido por una decena de coches de periodistas. El vehículo de los McCann llegó al aeropuerto escoltado por las autoridades. Los padres de Madeleine accedieron directamente a una zona privada del aeropuerto dando esquinazo a la prensa.

Nuevo interrogatorio

Por el momento, la Policía no ha declarado ninguna medida cautelar para la pareja, que previsiblemente será interrogada de nuevo la próxima semana por el ministerio público portugués.

Kate McCann fue interrogada durante 16 horas y Gerry durante ocho antes de que la Policía les considerara sospechosos y les dictará una medida de control de identidad y residencia que no les impide abandonar el país si piden permiso.

Tras ser declarados oficialmente sospechosos, los McCann se mantuvieron el sábado recluidos en su casa alquilada de Playa de la Luz, cerca de donde desapareció su hija de cuatro años el pasado 3 de mayo, y sus portavoces solo atendieron a medios británicos.

Tesis oficiosa

La pareja, que quiso pasar el día en familia, con sus dos gemelos de dos años, prefirió no leer los diarios y ni siquiera fueron a misa, como hacen todos los días, según personas de su entorno. La tesis oficiosa que manejan los investigadores es que la pequeña murió de forma accidental la misma noche en la que desapareció y posteriormente se ocultó su cadáver. Por su parte, el matrimonio sigue insistiendo en que Madeleine está viva.