Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía portuguesa admite por primera vez que Madeleine puede haber muerto

Niega que los padres de la menor estén considerados sospechosos

El comisario de la Policía Judicial (PJ) de Portugal Olegario Sousa ha admitido públicamente por primera vez que Madeleine McCann puede haber muerto, según ha declarado hoy a la cadena pública británica BBC. Sousa ha asegurado que los agentes que investigan la misteriosa desaparición han hallado nuevas pruebas que dan "intensidad" a la posibilidad de que la pequeña de cuatro años haya fallecido. Además, el policía ha negado que los padres de la menor, Gerry y Kate McCann, estén considerados sospechosos, como han insinuado esta semana diversos diarios lusos.

Sousa ha explicado que detectives con perros rastreadores británicos han descubierto evidencias que podrían apuntar a la muerte de la niña, en alusión a los supuestos rastros de sangre hallados en el apartamento que sus padres alquilaron en Praia da Luz (sur de Portugal), de donde desapareció la pequeña hace hoy cien días. Esos presuntos restos de sangre están siendo analizados en una laboratorio de Birmingham (centro de Inglaterra).

El comisario ha declinado confirmar o desmentir las informaciones publicadas en la prensa lusa sobre un supuesto olor a cadáver detectado por los perros rastreadores en el apartamento de Praia da Luz. No obstante, el portavoz policial ha subrayado que se mantienen abiertas otras líneas de investigación, como la posibilidad de un secuestro, y ha adelantado que los testigos del caso podrían volver a ser interrogados, dependiendo de los resultados procedentes de Birmingham.

Madeleine desapareció en la noche del pasado 3 de mayo después de que sus padres les dejaran solos a ella y sus dos hermanos gemelos de dos años en el citado apartamento, mientras cenaban en un restaurante cercano.

De momento, el único sospechoso oficial es el británico Robert Murat, quien reside muy cerca del apartamento turístico donde la familia McCann disfrutaba de las vacaciones. La casa, los coches y el jardín de la familia de Murat han sido registrados en varias ocasiones por la PJ, sin que se le considere oficialmente acusado.

Misa por Madeleine

Entretanto, los padres de Madeleine han asistido hoy a una misa en la iglesia de Praia da Luz, al cumplirse cien días de la desaparición. Asimismo y coincidiendo con la triste efeméride, Gerry y Kate McCann han lanzado una nueva sección en el sitio de vídeos YouTube para ayudar a localizar a menores desaparecidos. El portal llevará el nombre de Don't You Forget About Me ("No te olvides de mí") y pretende ayudar a familias en la misma situación que los McCann.

En Reino Unido también se han dejado sentir los cien días sin Madeleine, ya que en Glasgow (Escocia), donde residen familiares de los McCann, un participante en el Mundial de Bandas de Gaiteros ha tocado una melodía en recuerdo de la niña. En Liverpool (norte de Inglaterra) los abuelos de la menor, Susan y Brian Healy, también han acudido a un acto dedicado a su nieta.