Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los hoteleros de Palma piden soluciones contra las plagas de medusas

Se teme que la proliferación de estos animales afecte a la llegada de turistas a Baleares

El aumento de medusas en las aguas del Meditarráneo atemoriza a los bañistas, pero también causa preocupación en el sector de la hostelería El presidente de la Asociación Hotelera de la Playa de Palma, Francisco Marín, ha pedido al Gobierno balear que emprenda medidas "inmediatas" para evitar que la abundancia de medusas en la costa de Baleares se conviertan en una molestia "habitual y crónica".

La presencia de estos animales en las costas de las islas se debe a que durante el invierno no abandonaron el litoral para realizar la cría. Se trata de un inconveniente "difícil" de solucionar, según Marín, quien ha aludido a las declaraciones del director general de Pesca del gobierno regional, Miguel Ángel Calviño, en las que reclamaba la implicación de todas las administraciones. Su departamento no cuenta con recursos ni presupuesto para hacer frente a esta cuestión, según el responsable de Pesca. Aun así, Marín ha expresado su confianza en que la proliferación de estos ejemplares no afecte a la llegada de turistas al archipiélago.

Los hoteleros de Palma piden soluciones a la Conselleria de Medio Ambiente y que "cumpla sus promesas", en referencia a su compromiso del año pasado cuando también se produjo una amplia presencia de medusas en aguas de Baleares. Calviño ha anunciado que se desplazará a la localidad alicantina de Villajoyosa, para importar a las islas un sistema propio de fabricación de mallas especiales destinadas a la recogida de estas especies.

Por otra parte, fuentes de la Federación Hotelera de Mallorca confían en que la mayor presencia de medusas no afectará a la llegada de turistas. En su opinión, cualquier destino del Mediterráneo, también se encontrarían con estos animales, pues "la profilefación no se está dando sólo en Baleares, sino en toda la zona mediterránea". "No nos encontramos en cotas alarmantes como para que los turistas dejen de visitarnos", han señalado.