Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España redujo en cuatro puntos las emisiones de gases de efecto invernadero en 2006

Comisiones Obreras destaca la bajada de los niveles de CO2 pese al crecimiento económico del país

Las emisiones de gases de efecto invernadero (CO2) en España, principales responsables del cambio climático, crecieron un 48%, cuatro puntos menos que las de 2005, año en el que se situaron en el 52%. Son datos del último informe realizado por Comisiones Obreras sobre Medio Ambiente. Se trata de unos datos "bastante espectaculares" para los autores, teniendo en cuenta que el "descenso de 4 puntos porcentuales se produce en un año en que el PIB se incrementó cerca del 4%".

El informe "Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España 1990-2006", ha sido presentado hoy por el secretario confederal de Medio Ambiente de Comisiones, Joaquín Nieto, y por el director de la edición española de la revista World Watch, José Santamarta. Según Nieto, se trata de las mejores cifras desde 1990, ya que el "descenso de 4 puntos porcentuales se produce en un año en que el PIB se incrementó cerca del 4%".

Entre las razones que explican esta reducción, el experto cita la buena climatología (no hubo olas de calor ni de frío), el aumento del precio del petróleo, el gas y el carbón, y el aumento del potencial de las energías renovables, especialmente la eólica, que redujo las emisiones en unos 16 millones de toneladas. Además, hace referencia también a diversas políticas de los gobiernos central y autonómicos, aunque éstas son demasiado recientes para poderles atribuir un impacto significativo.

Para cumplir el protocolo de Kyoto, España debería reducir sus emisiones hasta el 37% en 2012. Esta cifra responde al 15% de incremento acordado más un 2% adquirido por una buena gestión forestal y un 20% a partir de los mecanismos de flexibilidad. Estos mecanismos, que consisten en la inversión en proyectos de desarrollo limpio, la compra de derechos de emisión o la implementación conjunta de proyectos internacionales, supondrán un coste anual de unos 700 millones de euros, de los cuales un 60% corresponderán al Estado y el 40% restante a la industria.

Por su parte, José Santamarta, además de destacar el papel jugado por la energía hidroeléctrica y la eólica, ha reconocido que el hecho de que las centrales nucleares no sufrieran paradas durante el pasado año contribuyó también de forma importante a la reducción de emisiones.

En el extremo contrario a la generación eléctrica, que redujo significativamente sus emisiones, Santamarta sitúa a los sectores de la construcción y del transporte y, específicamente, a la industria cementera, que aumentó sus emisiones más de un 6%, y al transporte aéreo, que lo hizo un 5,6%.

Manifestación contra el cambio climático

"Frente al cambio climático, menos CO2": Es el lema de una manifestación promovida por Comisiones Obreras para este sábado en Madrid. Con este acto, el sindicato va a exigir al Gobierno que "modifique el borrador de la Estrategia Nacional contra el Cambio Climático” y que incorpore medidas legislativas sobre transporte, uso de la energía y fiscalidad. La marcha recorrerá las calles entre la plaza de Jacinto Benavente y la del Reina Sofía

Más información