Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una cofradía de Córdoba veta a dos costaleras para evitar "posturas soeces"

El obispo de la ciudad apoya la decisión de la hermandad, que teme la proximidad entre hombres y mujeres durante la celebración

Dos mujeres no podrán participar como costaleras en la procesión de Semana Santa de Córdoba porque su cofradía, la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, se lo ha prohibido. El motivo, explican desde la organización, es el poco espacio bajo las faldas del paso: "Hay posturas con un acercamiento físico muy próximo que, si se vieran fuera, podrían decir que son posturas soeces", según palabras del hermano mayor de la cofradía, Manuel Herreros.

El obispo de Córdoba coincide con la cofradía en que no es conveniente que hombres y mujeres compartan el mismo espacio debajo de los pasos por las "situaciones incómodas" que se puedan producir.

La secretaria de Igualdad del PSOE, Maribel Montaño, ha asegurado que la prohibición es una discriminación por género y que vulnera la recién aprobada Ley de Igualdad, por lo que puede recibir una demanda judicial. "No hay ningún motivo objetivo, razonable y defendible para hacer esa discriminación", ha asegurado Montaño. Sobre la opinión del obispo, Montaño ha afirmado que "no parece momento para andar pensando en cuestiones que no están en la mente de ciudadanos ni ciudadanas que lo único que quieren es ejercer sus derechos sin discriminación".

Los costaleros de la hermandad han apoyado a sus compañeras, y han recogido firmas en un escrito de protesta contra el hermano mayor de la misma, según ha explicado la secretaria de Igualdad.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, ha pedido respeto para quienes voluntariamente quieran manifestar su fervor religioso. "En esos momentos es cuando cada uno está viviendo su fe y, si eres un costalero, no creo que estés pendiente en ese momento de posturas o no posturas", ha argumentado.

El delegado diocesano de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Pedro Soldado, ha afirmado que no hay una prohibición explícita de que dos mujeres colaboren como costaleras en la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, pero sí ha señalado que la participación de las mujeres parece "un poco fuera de lugar", por lo que ha sugirido que lo mejor sería que hombres y mujeres lleven por separado el paso.

Soldado ha añadido que "no se trata en absoluto de una discriminación de género, sino que es una cuestión de tipo técnico y de sentido común, porque el que conoce lo que hay debajo de un paso sabe que hay muy poco espacio y es una situación incómoda".