Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incinerados los restos mortales de Inmaculada Echevarría

Las cenizas de la enferma terminal que fue desconectada del respirador se esparcirán en el Cantábrico

Los restos mortales de Inmaculada Echevarría han sido incinerados esta mañana en el cementerio municipal San José de Granada y sus cenizas serán trasladadas a San Sebastián para ser esparcidas en el Cantábrico, según ha informado su abogado, Ignacio Fernández.

Un amigo de la fallecida indicó ayer que las cenizas se arrojarían en la costa de Pontevedra, pero el letrado ha asegurado que el deseo de Echevarría era ser incinerada y, "por motivos personales", que sus cenizas viajaran a San Sebastián y se esparcieran en el Cantábrico.

El cadáver de Echevarría ha permanecido desde la noche del pasado miércoles en la sala 8 del tanatorio municipal, adonde fue trasladado poco después de morir en el Hospital San Juan de Dios de Granada, tras la desconexión del respirador que la mantenía artificialmente con vida, como había pedido. La sala permaneció cerrada por decisión de sus allegados para preservar su intimidad, lo que impidió a muchos amigos depositar flores junto al féretro.

Su despedida, también por su expreso deseo, fue un responso celebrado en la tarde de ayer en la capilla del cementerio en la más estricta intimidad, con la asistencia de apenas una veintena de personas.