Federline pide la custodia exclusiva de sus hijos con Spears

La cantante ingresa en un centro de desintoxicación por tercera vez en una semana

Harto de ver cómo su ex mujer protagoniza escándalo tras escándalo, Kevin Federline ha decidido pedir la retirada de la custodia compartida de sus dos hijos a Britney Spears y que se le conceda a él en exclusiva. En los últimos meses, la cantante es noticia día sí y día también por extraño comportamiento, de fiesta en fiesta con su amiga Paris Hilton y su ex novio. La gota que ha colamdo el vaso han sido tras sus tres ingresos frustrados en centros de desintoxicación, el último ayer mismo.

Más información

El rapero, que se divorció de la cantante en noviembre, pide además una pensión para mantener el nivel de vida que llevan los niños, que probablemente será muy cuantiosa. Para lograrlo el ex marido de la reina del pop prepara llevar al juicio el testimonio de su otra ex mujer Shar Jackson, que prometió declarar lo buen padre y atento que es el bailarín con sus otros dos hijos.

Federline aseguró que en los últimos días, viendo en los medios la nueva vida de Spears, está muy preocupado por ella y por los hijos que tienen en común, Sean Preston y Jayden James -de 17 y cinco meses respectivamente-.

La cantante, deprimida

Cuando estaban casados ya se cuestionó la capacidad de Britney para ser madre, tras verla conducir con su hijo pequeño al volante o cuando casi se le cae de los brazos -se especuló que iba bebida-, por lo que no será muy difícil que el rapero gane en su lucha por la custodia de los pequeños.

Tras conocer la decisión de su ex marido, los familiares y amigos de la cantante dicen que este asunto ha deprimido a Spears, ya que teme no poder volver a ver a sus hijos. Precisamente por ellos dicen sus allegados que la joven ingresó el martes en la clínica de desintoxicación de Malibú en la que, como ya pasará en un centro similar la semana pasada, no aguantó más de un día.

Ayer, la revista People aseguró que, por la tercera vez en una semana, Spears decide ponerse en manos de los médicos y entrar en una clínica de rehabilitación. La salud de la rapada y tatuada Britney, que se hizo famosa en 1999 gracias a la canción Baby one more time, preocupa a todo su entorno pues la cantante presenta fuertes cambios de humor y comete numerosos excesos, lo que ahora podría costarle la custodia de sus hijos.

Lo más visto en...

Top 50