Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los donantes disminuyen un 3% debido a la reducción de los accidentes de tráfico

España mantiene su liderazgo mundial con 33,8 donantes por millón de personas a pesar de la bajada

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha presentado hoy el balance de trasplantes de órganos y de donaciones de 2006. Según la ministra, España mantiene un año más su liderazgo mundial en este campo, a pesar de que el número de donantes ha descendido un 3%, es decir, hay 37 donantes menos que en 2005. En líneas generales, Salgado achaca esta reducción al menor número de accidentes de tráfico mortales y al descenso en el número de fallecimientos que provocan. Sanidad cifra en 5.000 el número de ciudadanos que esperan actualmente para recibir un órgano.

El número de donantes de órganos registrado en España el año pasado fue de 1.509, 37 menos que en 2005. Según el coordinador nacional de trasplantes, Rafael Matesanz, la explicación de esta disminución en el conjunto del Estado es el descenso de la mortalidad en las carreteras. En todo caso, este descenso no preocupa a Salgado porque hay comunidades donde no existe este paralelismo entre disminución de donantes y accidentes. Según los datos del ministerio, en 2006 se han realizado 3.756 trasplantes (.155 trasplantes, 1.051 hepáticos, 274 cardíacos, 169 pulmonares, 94 de páncreas y 13 de intestino). País Vasco es la región con mayor índice de donación (48,4 donantes por millón de personas), seguida de Cantabria, Asturias, Baleares y Navarra, todas por encima de los 40 donantes por millón de habitantes.

Esta última cifra se había considerado hasta ahora como la máxima alcanzable. La ministra también se ha felicitado por el hecho de que las negativas familiares a donar órganos de sus parientes recién fallecidos hayan disminuido el 15,2%, "la cifra mas baja registrada nunca en el mundo", según datos provisionales de 2006. Cinco comunidades presentaron porcentajes de negativas inferiores al 10%:Asturias, País Vasco, Extremadura, Navarra y La Rioja. En las dos últimas no hubo ninguna negativa durante 2006. A juicio de Salgado estos datos vuelven a poner de manifiesto la solidaridad de la población de España, país que mantiene el liderazgo mundial en materia de trasplantes de forma ininterrumpida desde hace 14 años. Se sitúa en una media de 33,8 donantes por millón de personas, frente a los 18,8 de media de la UE y los 25,5 de Estados Unidos.

Plan Nacional sobre Sangre de Cordón Umbilical

Por otro lado, la ministra ha criticado que el banco público de la Comunidad de Madrid haya tirado a la basura alrededor de 140 cordones umbilicales de recién nacidos donados por sus madres. Este hecho pone de manifiesto "una falta de información y de consideración hacia las mujeres a las que se les solicitó que donen la sangre del cordón umbilical y después no se les comunicó que esa sangre no se había almacenado". En este sentido, la titular de Sanidad ha avanzado algunas de las líneas del Plan Nacional sobre Sangre de Cordón Umbilical que prepara su ministerio y que pretende ordenar, planificar y coordinar los recursos que existen en este ámbito.

Según Salgado, este plan quiere establecer procedimientos de formación e información de los profesionales que intervengan en las distintas fases de almacenamiento y utilización de la sangre de cordón umbilical. Igualmente, el plan, que está previsto que se haga público en una reunión de expertos españoles y extranjeros el 31 de enero, quiere detallar cuáles serán los criterios de selección del donante y la metodología de recolección de la sangre umbilical. También establecerá los diferentes modelos de recogida de sangre de cordón umbilical.

En la actualidad, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Canarias y la Comunidad de Madrid (Asturias se sumará en breve) son las regiones que cuentan con bancos de cordón umbilical en España. España es, tras Bélgica y Australia, el tercer país del mundo que registra más donaciones de cordón umbilical (unas 21.000) con respecto a su número de habitantes. No obstante, concluyó la ministra, sería deseable aumentar esta cifra hasta las 60.000 unidades en ocho años, por lo que el crecimiento anual óptimo tendría que ser de unos 5.000 cordones más o menos.