Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En el principio, había un museo

Los impulsores del proyecto defienden que la vida fue creada en seis días y que la Tierra tiene menos de 10.000 años de antigüedad

Un nuevo "templo de alta tecnología del fundamentalismo cristiano" -como algunos lo describen- abrirá sus puertas en mayo próximo en el corazón de Estados Unidos con el objetivo de iniciar una campaña de refutación nunca antes vista de las teorías evolucionistas de Charles Darwin. Los empleados y entusiastas de la organización Respuestas en Génesis lo llaman El Museo de la Creación. Pero muchos científicos disputarían el uso tanto de la palabra "museo" como del vocablo "creación" para describir las funciones que tendrá el edificio casi completamente terminado que se levanta al oeste de Cincinnati, en los límites con Ohio, Kentucky e Indiana.

El objetivo del museo es explicar el Génesis, el primer libro de la Biblia que habla sobre la creación del mundo, para un público de todas las edades, y promover la idea de que la Tierra tiene menos de 10.000 años de antigüedad. Todos los empleados del museo tienen que suscribir la creencia de que la vida fue creada en seis días y rechazar la idea defendida por la mayoría de los científicos de que se necesitaron millones de años de evolución de la materia para que los seres vivos alcanzaran sus formas actuales. "En la mayoría de los museos los modelos de dinosaurios se utilizan para llevar al público la información", dice Mark Looy, uno de los impulsores del proyecto. "Nosotros queremos cambiar ese hecho -expresa- y usar los dinosaurios para demostrar que la Biblia presenta la verdadera historia del mundo. Usaremos dinosaurios y personas a la vez".

La organización Respuestas en Génesis se enorgullece de contar con científicos cualificados, como la doctora Georgia Purdom, una genetista molecular procedente de una de las más importantes universidades de Ohio. A Purdom le preocupa que muchos cristianos no están dispuestos a aceptar la creación del mundo como una verdad literal expresada en la Biblia. "Es una verdad esencial", comenta. "Si no creemos en el Génesis, ¿cómo creer en otras partes de la Biblia? "Uno no puede seleccionar a su antojo qué creer y qué no creer", añade.

Los promotores del museo esperan una gran afluencia de visitantes. Según las encuestas, un 40% de los estadounidenses cree que Dios creó al hombre tal como es hoy en día, por lo que el museo podría trabajar directamente en beneficios de los creyentes del creacionismo, y dos terceras partes de los estadounidenses vive a una distancia promedio de seis horas en automóvil de Cincinnati.