Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas exigen "tolerancia cero" contra la pobreza

Cuarenta ciudades españolas acogen hoy manifestaciones para denunciar el incumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, firmados por 189 jefes de Estado en el año 2000

Ocho bandas blancas, una por cada uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, firmados por 189 países en 200 y que continúan incumplidos.
Ocho bandas blancas, una por cada uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio, firmados por 189 países en 200 y que continúan incumplidos. EFE

Miles de personas se han manifestado contra la pobreza, desde primera hora de esta mañana y hasta última de la tarde, en 40 ciudades españolas, para pedir a los Gobiernos que se movilicen contra la miseria social y se cumplan los Objetivos del Milenio.

Madrid, Sevilla, Cádiz, Granada, Huelva, Almería, Córdoba, Zaragoza, Huesca, Gijón, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián, Bilbao, Vitoria, Segovia, Salamanca, León, Valencia, Alicante, Castellón, Badajoz, Cáceres, Lugo, Ourense, Santiago, A Coruña, Vigo, Logroño, Murcia y Pamplona, entre otras, han sido escenario de marchas bajo el lema "Rebélate contra la pobreza. Más hechos, menos palabras".

El Manifiesto que se ha leído al término de estas acciones hace un llamamiento a los jefes de Estado y de Gobierno para que cumplan los Objetivo del Milenio en 2015, como decidieron 189 países en 2000; tras haber comprobado las organizaciones sociales que los avances contra la pobreza de estos seis años "son insuficientes" han impulsado esta campaña, que ha tenido lugar en todo el mundo.

En concreto, a España se le pide que adopte, con urgencia, medidas para contribuir a frenar la extrema pobreza, que causa 35.000 muertes diarias en el mundo. Se pide también al Ejecutivo que dirige José Luis Rodríguez Zapatero, llegar lo antes posible al 0,7% del PIB en ayuda al desarrollo; abolir el 100% de la deuda externa bilateral de los países menos avanzados; cambiar las normas del comercio internacional, que privilegian a los países ricos; y combatir la actividad de los paraísos fiscales, que perjudican a aquellos que intentan desarrollarse.

Cuando se habla de Objetivos del Milenio se habla de la erradicación de la pobreza extrema y el hambre; la educación primaria universal; igualdad de la mujer; reducción de la mortalidad infantil; mejora de la salud materna; lucha contra las enfermedades; sostenibilidad del medio ambiente; y fomento de una asociación mundial para el desarrollo.

En Madrid, ha tenido lugar la manifestación más numerosa, unas 10.000 personas según fuentes de la Delegación del Gobierno, y cerca de 100.000, según la Alianza Española contra la pobreza. Dirigentes de PSOE, PP e IU han apoyado la marcha con su presencia, en segunda línea, tras los organizadores.

Al frente de la pancarta que abría la Marcha, bajo el lema "Rebélate contra la pobreza. Más hechos, menos palabras", estaban el presidente de la CONGDE, José María Medina; el secretario general de UGT, Cándido Méndez; el ex presidente de la UNESCO, Federico Mayor Zaragoza; el líder de Comisiones Obreras de Madrid, Javier López; los rectores de las Universidades Complutense, Carlos Berzosa, y de la Autónoma, Angel Gabilondo; y la escritora Rosa Regás, entre otros.

Durante el recorrido, ocho bandas blancas han cubierto a los participantes, como símbolo de cada uno de los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio, que fueron firmados por 189 jefes de Estado en el año 2000 y que continúan incumplidos.

En Valencia, 2.000 personas según la policía, y entre 15.000 y 20.000, según los organizadores, se han manifestado en el centro de la ciudad para exigir una política "eficaz" que erradique la pobreza del mundo.

Desde la mañana

Secundada por más de mil personas, la marcha de Sevilla fue convocada por la mañana por la Alianza Andaluza contra la pobreza, que iniciará una ronda de reuniones con los partidos políticos a partir de mañana para alcanzar un pacto contra la pobreza. Antes del inicio de la manifestación, dos portavoces dieron lectura al manifiesto de la Alianza Española contra la Pobreza en el que se hace un llamamiento universal contra la pobreza, que afecta a millones de personas en todo el mundo, y abogaron por un "mundo más justo y humano".

En Galicia, los ciudadanos de las principales ciudades desafiaron a la lluvia en concentraciones, no muy numerosas, para presionar a los representantes políticos y a los líderes mundiales para que estos tomen medidas definitivas para acabar con la pobreza en el mundo.

Alrededor de medio millar de personas, según la organización, participaron en la manifestación de Badajoz, que estuvo acompañada de pasacalles y actuaciones de grupos flamencos, coros y danzas.

En Vitoria, la Plaza de la Virgen Blanca, acogió varios actos para informar a los ciudadanos de las campañas a favor de la erradicación de la pobreza y la coordinadora de ONGs de Euskadi instaló casetas con productos de comercio justo. En un manifiesto leído por el ex-alcalde de Vitoria, José Angel Cuerda, y la escritora vasca Toti Martínez de Lezea, la coordinadora de ONGs denunciaron que el 10% de la población mundial disfruta del 70 por cien de las riquezas del planeta.

También en Santander unas 300 personas reclamaron medidas para acabar con la miseria, en un acto en el que el actor José Sacristán leyó un manifiesto en el que denunció la "falta de voluntad política" para erradicar la pobreza en el mundo, mientras que en Gijón un centenar de personas se concentraron en el Paseo de Begoña, frente al Teatro Jovellanos, para distribuir material publicitario de la campaña.

Las concentraciones de hoy ponen punto y final a la semana de movilizaciones y actos que han tenido lugar desde el pasado día 15, promovidos por la Campaña del Milenio Sin Excusas 2015 de las Naciones Unidas para divulgar los ocho Objetivos del Milenio.

El Gobierno promete aumentar la ayuda oficial al desarrollo

Precisamente hoy, día en el que finaliza una semana repleta de actos contra la pobreza, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado que la ayuda oficial al desarrollo alcanzará el 0,5% del PIB el próximo año; además, ha prometido que "rápidamente subirá al 0,7%" para que España sea conocida en el mundo como "país a la cabeza de la lucha contra la pobreza".

Zapatero ha recordado hoy -durante un mitin en Lleida- que su Gobierno ha aumentado el bienestar de las personas "que no se valen por sí mismas" o ha incrementado las pensiones mínimas y el salario mínimo interprofesional, "pero ante todo estamos comprometidos en la lucha contra la pobreza y la miseria en el mundo". Por eso, según ha recordado, desde que comenzó la legislatura el Gobierno ha duplicado la ayuda oficial a la cooperación y el desarrollo, "y en 2007 llegaremos al 0,5% del PIB, y rápidamente al 0,7".

Más información