Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el segundo país europeo que más antibióticos consume y el 30% sin prescripción

Sanidad recuerda en una campaña que su uso irresponsable está provocando la aparición de cepas bacterianas resistentes

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha presentado hoy una campaña para frenar el uso inadecuado de antibióticos en España, el segundo país europeo que más medicamentos de este tipo consume por habitante después de Francia. Aunque requieren receta, cerca del 30% se toman sin prescripción facultativa. Lo más grave es que su uso irresponsable está provocando la aparición de cepas bacterianas resistentes, por lo que fármacos que fueron útiles en su día para combatir determinadas infecciones han dejado de serlo. De hecho, según datos de Salgado, ya hay un 5% de infecciones por neumococos que han dejado de responder a la penicilina.

España se encuentra además entre los países de Europa con mayor grado de automedicación con antibióticos y de acopio de ellos en el hogar. También ha indicado la ministra que el 90% de la prescripción de antibióticos se realiza en las consultas de atención primaria y que la población infantil es la más expuesta a recibir múltiples tratamientos con antibióticos.

Para reducir el consumo inadecuado, Sanidad ha puesto en marcha una campaña de concienciación, dirigida tanto a profesionales sanitarios como a la población en general. En la presentación de esta iniciativa, que cuesta 6,4 millones de euros, Salgado ha explicado que tomar antibióticos cuando no se necesitan hace que las bacterias se hagan resistentes. En España este tipo de fármacos se utilizan mal por consumirse en procesos gripales o catarrales, que, al estar producidos por virus, no deben atajarse con antibióticos, ya que no son eficaces para estas patologías.

"Pueden dejar de curar"

También se usan inadecuadamente cuando dejan de tomarse antes de lo indicado por el médico, un hecho que provoca no sólo que los gérmenes no se eliminen, sino que, además, se hagan más fuertes y se contagien, por tanto, reforzados. Para atajar estas malas prácticas, se lanza la campaña que, con dos anuncios, estará en la calle hasta el próximo mes de diciembre bajo el lema Sin tu ayuda, los antibióticos pueden dejar de curar. El primero estará dirigido a toda la población y el segundo, a los padres y madres, responsables de la salud de sus hijos. Concretamente, se emitirán más de 3.000 anuncios de televisión y 600 cuñas en radio, se realizarán unas 200 inserciones en prensa, se colocarán más de 7.600 soportes de publicidad exterior y se incluirán 10 millones de impresiones en Internet.

También se han editado dos millones de folletos destinados a los ciudadanos y 25.000 carteles que se distribuirán entre las oficinas de farmacia. En cuanto a la campaña diseñada para los profesionales sanitarios, consistirá en el envío de un informe científico a médicos de familia y pediatras, en el que se les recordarán aspectos como que la causa de la mayoría de los procesos patológicos pediátricos es de origen vírico y no son susceptibles, por tanto, de recibir tratamiento antibiótico.

En el informe se recuerda a los profesionales que España muestra registros muy desfavorables de resistencia a los antibióticos, especialmente en patógenos bacterianos de ámbito extra hospitalario. Cita como ejemplo el caso de la Escherichia coli, una de las bacterias que forma parte de la flora intestinal y de gran prevalencia en patología infecciosa. Según la red oficial europea de vigilancia de la resistencia a antibióticos, la resistencia al antibiótico ciprofloxacino en España ha aumentado del 17,2% en el 2001 al 29,2% en el 2005, y dicha resistencia es una de las más elevadas de Europa.