Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU veta el espacio a las naciones hostiles

Bush firma una nueva política espacial que da prioridad a la Defensa

El presidente estadounidense, George W. Bush, ha dictado una nueva política espacial que fija la defensa como una prioridad y reserva para EEU U el derecho de denegar el acceso al espacio a países que considere "adversarios" y hostiles. Según informa hoy el periódico The Washington Post, el decreto correspondiente se publicó el mes pasado aunque sin ningún tipo de anuncio público.

Su objetivo es poner en marcha una nueva política estratégica espacial que sustituya a la aprobada hace diez años por la Administración de Bill Clinton (1993-2001). La nueva política pone el énfasis en la seguridad, aunque también alienta el desarrollo del sector privado en el terreno espacial.

Según explica el periódico, las metas principales que establece son "fortalecer el liderazgo espacial del país y garantizar que la capacidad espacial permite mejorar la seguridad nacional de EE UU, la seguridad interna y alcanzar objetivos de política exterior". También, agrega, queda como una prioridad el "permitir las operaciones de EE UU sin obstáculos por el espacio para defender" sus intereses allí.

Tanta importancia como el mar o el aire

Con este fin, el documento instruye al secretario de Defensa para que "desarrolle capacidades, planes y opciones que garanticen la libertad de acción en el espacio y, si así es ordenado, denegar esa misma libertad de acción a los adversarios". "La libertad de acción en el espacio es tan importante para EE UU como lo es el poder aéreo o el marítimo", explica.

Agrega que "EE UU se opondrá al desarrollo de nuevos regímenes legales u otras restricciones que busquen prohibir o limitar el acceso o el uso de EEUU al espacio". "Posibles acuerdos sobre control de armamento u otro tipo de restricciones no deben limitar los derechos de EE UU a llevar a cabo investigaciones, pruebas y operaciones u otras actividades en el espacio en beneficio del país", insiste. El Gobierno, según el periódico, asegura que esta nueva estrategia no representa un paso adelante para poner en el espacio un sistema defensivo.

Según declaró al Post un alto funcionario que no quiso ser identificado, "esta política no trata de desarrollar o desplegar armas en el espacio. Punto". La política fue aprobada el pasado 31 de agosto y publicada por la Casa Blanca discretamente el pasado día 6. Según el alto funcionario, miembros del Congreso y otros gobiernos, entre ellos Rusia, han sido informados.