Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los funcionarios tendrán un permiso de paternidad de diez días

Las mujeres podrán sustituir su hora diaria de lactancia por cuatro semanas más de permiso

Los funcionarios de la Administración General del Estado dispondrán de un permiso de paternidad de diez días, según el Plan Concilia suscrito hoy por el Ministerio de Administraciones Públicas y los sindicatos. Además, las mujeres podrán sustituir, con carácter voluntario, su hora diaria de lactancia por cuatro semanas más de permiso de maternidad.

En la situación actual, el Estatuto de los Trabajadores recoge dos días de permiso para los padres cuando se produce el nacimiento de un hijo. Si la madre es trabajadora, puede ceder al padre hasta 10 de las 16 semanas de baja maternal. Sin embargo, son una minoría los padres que deciden tomar ese permiso. Los datos de 2004 revelan que sólo 4.587 hombres solicitaron el permiso de un total de 280.114 bajas por nacimiento, acogida o adopción, según la Seguridad Social. Eso supone tan sólo un 1,64% de todos los permisos.

Además, entre otras medidas novedosas, el Plan Concilia aumenta la flexibilidad del horario laboral, tanto para mujeres como para hombres, de manera que, manteniendo el número de horas semanales, un tercio de la jornada diaria se pueda adecuar a las necesidades familiares, y nunca se saldrá del trabajo más tarde de las 18.00 horas. En la práctica, esto se traduce en que los funcionarios con turno partido tendrán una hora menos para comer.

En el caso de las mujeres víctimas de violencia doméstica, éstas tendrán derecho a una excedencia sin límite temporal y sin necesidad de tener una antigüedad mínima en la Administración. Asimismo, se agilizarán las solicitudes de traslados para posibilitar a estas empleadas públicas el abandono de su puesto de trabajo en el caso de que quieran trasladarse a otro lugar.

También se amplía la reducción de jornada a quienes tengan a su cuidado directo hijos menores de 12 años, un beneficio que actualmente sólo alcanzaba a los padres con hijos menores de seis años. Del mismo modo, se ofrece la posibilidad de flexibilizar en una hora la jornada para aquellos funcionarios que estén al cuidado de personas mayores o con discapacidad.

El Ministerio de Administraciones Públicas que dirige Jordi Sevilla prevé que la mayoría de estas medidas, a excepción del permiso de paternidad, entren en vigor el próximo 1 de enero. El hecho de que el permiso de paternidad retrase su entrada en vigor se debe a que es preciso llevar a cabo cambios legislativos "que no creo que se demoren mucho en su paso por el Parlamento", ha dicho Sevilla.