Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco Mundial dice que la mayoría de países tiene una estrategia contra el sida mal concebida

El organismo internacional lanza un nuevo plan contra la pandemia

Prestamos sin intereses, donaciones a fondo perdido y supervisión técnica es lo que ofrece el Banco Mundial para luchar contra el sida, según un informe sobre la pandemia que ha lanzado horas antes de que se celebrase el Día Mundial del Sida. El organismo internacional ha denunciado que la mayoría de los países tiene un plan de lucha contra la enfermedad mal concebido, poco claro y demasiado generalista.

Según este estudio, las estrategias actuales en la lucha contra la enfermedad pasan tiempos difíciles para reorientarse adecuadamente, pues pese a que cada vez son más los recursos y los avances en los tratamientos, en 2005 el número de fallecidos y nuevos infectados con el virus de la inmunodeficiencia adquirida ha sido mayor que en años anteriores. Es en parte por esto, según explica la institución en su página de Internet, por lo que se ha decidido a lanzar un nuevo programa que ayude a los Estados a combatir más eficazmente la pandemia.

El presidente del organismo, Paul Wolfowitz, ha explicado que los "fallos en la gestión y la puesta en marcha" de las iniciativas nacionales para frenar la enfermedad obstaculizan su buen funcionamiento. Además, las "estrategias no están en su mayoría bien concebidas, con prioridades claras". El Banco Mundial, que dice haber dedicado 2.500 millones de dólares a combatir la enfermedad desde 1988, ha calculado la financiación global contra la pandemia en 2005 en 8.000 millones de dólares. Su misión es, según Wolfowitz, asegurarse de que se saque el máximo partido a ese dinero.

"El campo de juego ha cambiado respecto al de hace cinco o diez años", ha explicado el director del programa, Debrework Zewdie. "Hay varias fuentes de financiación importantes, hay un compromiso político, y necesitábamos un documento que nos sirviera de guía y además sirviera para dar a conocer a nuestros socios la política del Banco para los próximos tres años", ha añadido.

Según Zewdie, en muchos países la estrategia de lucha contra la enfermedad se ha definido como una respuesta de emergencia, y se adecúa pues a un sistema de café para todos. Así, el Banco Mundial quiere examinar los puntos particulares de cada país para determinar la mejor estrategia y los recursos que necesita para ponerla en marcha. En cualquier caso, los programas de financiación se basarán en el principio de los tres unos: una autoridad nacional para la lucha contra la pandemia, un plan estratégico a escala nacional, y un sistema de control y evaluación.

En 2005 se han producido cinco millones de nuevas infecciones; en 2003 había 37,5 millones, y dos años después hay 40,3 millones. Más de tres millones de personas, entre ellas medio millón de niños, han fallecido en 2005 a causa de la pandemia.