Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nestlé anuncia la retirada de varios lotes de leche infantil por falta de garantías sanitarias

El Ministerio de Sanidad español señala que los productos afectados ya fueron sacados del mercado en septiembre

La compañía suiza Nestlé ha anunciado hoy que retirará de las tiendas españolas varios lotes de sus productos de leche infantil líquida porque, aunque "no ofrecen ningún riesgo para la salud", han encontrado trazas de un componente químico usado en la tinta del embalaje. El Ministerio de Sanidad ha señalado sin embargo que todos los productos que podrían haber resultado afectados por ese problema ya fueron retirados del mercado en septiembre, algo que la delegación española de Nestle ha negado.

Sanidad ha indicado a ELPAIS.es que la leche infantil de Nestlé que se vende en España, Francia, Italia y Portugal es perfectamente sana y no entraña riesgo alguno. Según estas fuentes, la partida afectada provenía de la planta de la empresa en Asturias. El aviso de su posible toxicidad entró en la red de alerta europea en septiembre. Desde primeros de ese mes hasta octubre se paralizó la producción en la planta asturiana y se retiraron los lotes afectados en los cuatro países. Además, se cambió el proceso de envasado y a finales de octubre empezó a producirse el producto ya sin riesgos.

Entonces ¿qué es lo que ha ocurrido hoy? ¿Por qué anuncia Nestlé la retirada de los productos si no entrañan riesgos según la compañía y según Sanidad? Para empezar, es importante destacar que la delegación española de la compañía ha dejado bien claro cuáles son los lotes afectados: de la marca Nidina 1 Líquida, los que caducan en junio de 2006 o antes; de la marca Nidina 2 Líquida, los que caducan en agosto de 2006 o antes; y de la marca Nativa 2 Líquida, los que caducan en junio de 2006 o antes.

El embrollo comenzó esta mañana, cuando la agencia de noticias italiana Ansa anunciaba que las autoridades judiciales de ese país había ordenado a medio millar de agentes de los Cuerpos Forestales que retiraran millones de lotes de leches infantiles de Nestlé, la mayor compañía alimentaria del mundo. Esos productos eran "inadecuados para el consumo por una sustancia producida por el embalaje", según fuentes judiciales, que cifraban en 30 millones de litros la cantidad afectada.

Fuentes de los Cuerpos Forestales italianos indicaban a la agencia de noticias Bloomberg que en un examen rutinario en la región italiana de Le Marche se había detectado en la leche trazas de un producto químico usado en la tinta de los envases, el Isopropil ThioXantone (ITX). La empresa fue informada el 30 de agosto, y según ha informado hoy retiró dos millones de productos que podrían haber estado contaminados, "por iniciativa propia" y no por su riesgo sino por "precaución".

Lo que detectaron en la leche las autoridades sanitarias italianas fueron restos de Isopropil ThioXantone (ITX). Esta sustancia se emplea en la tinta del empaquetado, según indica Nestlé, que repetía que "no hay riesgo para la salud" pues se trata sólo de "una medida de precaución". Las fuentes de Sanidad cuestionadas por ELPAIS.es precisan que se trata de un problema meramente administrativo: el ITX no está autorizado en la UE, que sospecha que puede traspasar el envase de cartón. Pero no es tóxica, y las trazas detectadas son totalmente inocuas. En cualquier caso, todo ello está siendo sometido a investigación por la Agencia Alimentaria Europea.

Tras conocerse la alerta sanitaria en Italia, un portavoz de Nestlé indicaba la retirada de sus leches infantiles del mercado en España, Francia y Portugal. Poco después la delegación española precisaba los lotes afectados. En conversación con ELPAIS.es, su responsable de prensa, Mercedes Mata, ha negado la información proporcionada por Sanidad. Según ha relatado, en efecto en septiembre se procedió a cambiar el sistema de producción en la planta asturiana, pero no se retiraron los lotes producidos con el sistema anterior ante la total convicción de que no entrañaban riesgo alguno. Así, la decisión tomada hoy no se debe a que esta situación haya variado, sino a la alarma social provocada por las noticias llegadas desde Italia y al deseo de la compañía de dar las máximas garantías al consumidor, según Mata; en este caso garantías de confianza, puesto que las sanitarias, según ha dicho, las ha tenido todas pese a la no sustitución de los lotes mencionados.

Teléfono de atención al cliente de Nestle: 900 334 444.