Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inspección de 16 hospitales parisinos concluye sin encontrar más cadáveres conservados ilegalmente

El hallazgo de los cuerpos en el hospital de Saint Vicent de Paul la pasada semana generó un gran revuelo en la capital francesa

La inspección de 16 hospitales de París no ha detectado fetos o cuerpos de niños recién nacidos conservados ilegalmente, como los descubiertos la pasada semana en el de Saint Vincent de Paul, según han anunciado hoy las autoridades.

El descubrimiento de 351 fetos o cuerpos de niños nacidos muertos en el depósito del conocido hospital causaron un enorme revuelo y dieron lugar a varias investigaciones, incluida una interna por parte de la Asistencia Pública de los Hospitales de París (AP-HP).

En rueda de prensa, el secretario general de la AP-HP, Jean-Marc Boulanger, ha asegurado que "la situación constatada en los anexos del depósito del hospital Saint Vincent de Paul no se da en ningún otro hospital" de la capital francesa. A esta conclusión se ha llegado tras los controles realizados en la última semana en centros hospitalarios para verificar la "eventual" presencia de fetos o cuerpos que podrían ser conservados en los depósitos y sus anexos, y en los locales de servicios de patología anatómica. Boulanger también ha reiterado que las disfunciones descubiertas en el hospital Saint-Vincent de Paul (que cuenta con una de las maternidades más conocidas de París) son "inaceptables".

Por otra parte, Boulanger ha señalado que entre las 405 familias que telefonearon al número especial habilitado por la AP-HP y obtuvieron una respuesta, 15 fueron informadas de que los fetos o cuerpos de sus bebés nacidos muertos se encontraban entre los hallados en Saint Vincent de Paul.

Del resto, sólo a una cuarta parte se le pudo comunicar la fecha de partida de los restos del depósito para ser incinerados o inhumados, algo que no se realizará hasta que no finalicen las investigaciones.