Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Japón desarrolla robots para el cuidado de mayores y discapacitados

Los investigadores ven en ellos una solución para el envejecimiento de la población

La población japonesa está envejeciendo a pasos agigantados y su población activa se reduce. Ante tal situación y debido a la posible falta de asistentes sociales en el futuro, los investigadores nipones están intentando desarrollar el último grito tecnológico en asistencia y cuidados para la tercera edad y discapacitados físicos. Se trata de robots asistentes.

"A diferencia de EE UU y Europa, Japón es reacio a admitir cuidadores extranjeros que resulten másasequibles" señala Takashi Gomi, presidente de AI Systems Inc., empresa con base en Canadá. Su compañía ha desarrollado el prototipo de una silla de ruedas inteligente, que se mueve sola y percibe los obstáculos para esquivarlos. "Los robots parecen ser la solución, ya que no parece que esta tendencia vaya a cambiar en los próximos 20 ó 30 años" dice Gomi.

Yoshiyuki Sankai, investigador de la Universidad de Tsukuba, ha desarrollado un traje robotico llamado Híbrido de Asistencia para las Extremidades (HAL en sus siglas en inglés). Está diseñado para que las personas con debilidad muscular puedan moverse con más facilidad.

El traje parece una armadura de color blanco. Se ajusta a los brazos, piernas y espalda y está equipado con un ordenador, motores y sensores que detectan las señales eléctricas nerviosas que transmite el cerebro cuando un individuo quiere mover sus extremidades.

Cuando los sensores detectan las señales nerviosas el ordenador potencia las funciones motrices. Según Sankai, el traje "puede hacer que una persona que levanta 80 kilos con las piernas logre levantar 180".

"El objetivo es fortalecer las capacidades físicas de los seres humanos" dice Sankai, que tiene planeado empezar a alquilar este año el modelo HAL-5 a discapacitados y personas de la tercera edad.

Japón, líder en robótica

En la actualidad, casi toda la robótica se utiliza en las fabricas. A finales de 2003 Japón utilizaba el 44% de los más de 800.000 robots de aplicación industrial que hay en el mundo. Aún así muchos investigadores nipones han empezado a desarrollar asistentes mecánicos para hogares, oficinas u hospitales.

Además, la expansión de la robótica puede ser un éxito económico. Un informe del gobierno, publicado en mayo, indicaba que la demanda de robots de ayuda puede suponer más de un trillón de yenes (más de 7000 billones de euros) en 2015, año en el que se calcula que uno de cada cuatro japoneses tenga más de 65 años.

La empresa Yaskawa Electric, líder en la fabricación de robots, vende desde el año 2000 un robot para procesos de rehabilitación. Este aparato, que se coloca al lado de la cama, asiste a los pacientes que se recuperan de parálisis o de operaciones de prótesis de rodilla, ayudando a mover sus piernas gracias a su brazo mecánico.

Aún así se están vendiendo menos de diez unidades al año debido a su precio, unos 28.000 euros.