La ONU alerta sobre una hambruna inminente en Níger

La escasez de alimentos afecta a 3,6 millones de personas, de los que 800.000 son niños

La carencia de alimentos en Níger puede llevar en los próximos días hasta la situación de hambruna a 3,6 millones de personas, de los que 800.000 son niños. Así lo advirtió ayer martes el relator especial de la ONU para el Derecho a la Alimentación, Jean Ziegler. La situación es tan grave que muchos nigerinos se están alimentando del grano que almacenan las termitas. Ziegler denunció que las aportaciones recibidas hasta ahora son insuficientes, pese a las repetidas peticiones de ayuda.

Más información

La situación en ese país africano es tan grave que "muchos miles de personas para sobrevivir rompen los hormigueros para sacar el grano almacenado por las termitas", explicó el relator en Ginebra después de visitar Níger durante seis días.

Níger tiene 12 millones de habitantes, está situado en el corazón del Africa subsahariana, es fronterizo con Chad, Nigeria, Togo, Mauritania y Libia, y su tamaño es superior al de tres veces España, pero sólo el 4 por ciento de sus tierras son cultivables. Según datos de la ONU, el 30 por ciento de su población es nómada y un hogar medio aloja una media superior a las 10 personas.

"También están tomando raíces y frutas tóxicas que son muy ricas en proteínas, pero que para eliminar su toxicidad las mujeres las hierven durante tres días", indicó Ziegler que mostró esos frutos, llamados "anza", similares en forma y tamaño a las aceitunas verdes sin madurar.

La falta de alimentos en este país es resultado de una fuerte sequía y de la invasión de langostas que destruyó la cosecha de 2004, agravando la situación de una nación que ya sufre de una vulnerabilidad alimentaria estructural y permanente.

Llamamientos de ayuda fracasados

Ziegler denunció que "por desgracia han fracasado" los llamamientos realizados hasta ahora por el Gobierno de Níger y por la ONU para recaudar fondos. En mayo pasado el subsecretario de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, pidió con urgencia 16,19 millones de dólares, "pero hasta hoy la respuesta de los donantes no ha superado los 3,8 millones de dólares", precisó el relator.

"Faltan 223.000 toneladas de mijo", el alimento de base de los nigerinos, dijo Ziegler, que agregó que no se espera la próxima cosecha de ese grano hasta octubre próximo y ello si las condiciones meteorológicas son favorables.

En el caso de Níger, dijo, "no se puede decir que hay desvío de fondos, corrupción o prevaricación" del dinero destinado a combatir la dramática situación del país, al tiempo que subrayó que la misión de la ONU comprobó el sistema puesto en marcha para la entrega de alimentos sin observar irregularidades.

"El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial destruyen lo que hacen la FAO (Agencia de la ONU para la Agricultura y la Alimentación) y la Unicef, lo que es desarrollo sostenible", opinó el relator, que pidió al Gobierno de Nigerino que "distribuya alimentos gratuitos para asegurar la supervivencia de su población", algo que el FMI prohibía dentro de los programas de reajuste impuestos a Níger.

Por último, Ziegler pidió a los demás países de la ONU que cumplan con sus obligaciones legales internacionales y aseguren el derecho a la alimentación del país africano, tal como exige la ley humanitaria internacional.

Lo más visto en...

Top 50