Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De la Vega califica de "absoluto disparate" la excarcelación del imán de Fuengirola

Mohamed Kamal asegura que "aprenderá de sus errores" en su primera comparecencia tras salir anoche de prisión

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha criticado hoy la decisión del juez de la Audiencia de Barcelona de excarcelar al imán de Fuengirola (Málaga), Mohamed Kamal Mostafa, al considerar que su puesta en libertad "no contribuye a acabar con la lacra macabra de los malos tratos" en España. En cambio, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha señalado que la medida es "puramente judicial" y que el Gobierno "no debe pronunciarse" sobre el fallo. Por su parte, Kamal ha subrayado que, si las autoridades creen que el hecho por el que fue encarcelado -describir en un libro cómo pegar a una mujer sin dejar marcas- supuso un error, tendrá que corregirlo "porque cualquier ser humano tiene que aprender de sus errores".

En declaraciones a Antena 3, Fernández de la Vega ha manifestado que respeta y acata la decisión de la Audiencia de Barcelona "porque eso es lo que toca en democracia", si bien ha señalado que "las decisiones judiciales pueden estar sujetas a la crítica pública". "No me parece una decisión que contribuya a reforzar la línea adoptada por la sociedad española de tolerancia cero frente a todo lo que signifique abrir alguna vía de apoyo a la violencia de género", ha recalcado la también portavoz del Gobierno. De la Vega ha recordado que el Parlamento y las instituciones están encabezando "una rebelión social" contra los malos tratos a las mujeres, por lo que la decisión del juez no le parece "el mejor ejemplo".

"No es una buena contribución a esta lucha que ha asumido el conjunto de la sociedad española". La vicepresidenta ha reforzado sus críticas recordando que el abogado del imán de Fuengirola ha planteado que "ni siquiera estaba de acuerdo en la alternativa que le había planteado la Audiencia de Barcelona de estudiar la Constitución". "Es todo un absoluto disparate y, desde luego, no contribuye a esa necesidad que tenemos todos de que, desde todos los poderes públicos, se adopten todas las medidas que el Estado de Derecho nos ofrece para acabar con esta lacra macabra", ha concluido. En franca contradicción con De la Vega, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha afirmado que la decisión es "puramente judicial" y que el Gobierno "no debe pronunciarse".

Justicia opina lo contrario

"Me parece muy bien que se pueda condenar a cualquiera que, creyéndose que tiene libertad para opinar, se permita nada menos que instigar a la violencia contra las mujeres, y que haya existido una pena privativa de libertad y una condena. A partir de ahí, la resolución es puramente judicial y no corresponde al Gobierno pronunciarse", ha explicado. En su misma línea, el secretario de Estado de Justicia, Luis López Guerra, ha indicado que, desde el punto vista del Poder Ejecutivo, "no es correcto enjuiciar las decisiones de órganos judiciales que adoptan con toda independencia". En cambio, el secretario general del PP, Ángel Acebes, ha opinado que "no da un buen ejemplo" y ha apoyado castigos más severos para este tipo de conductas.

Acebes ha añadido que "no es una decisión correcta ni acertada" y ha abogado por que el cumplimiento de este tipo de condenas sea "proporcional a la gravedad de la acción" y acarree "consecuencias penales mucho más contundentes". La consejera andaluza de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, ha mostrado su "indignación" por la excarcelación, una decisión que calificó de "gravísima", al tiempo que ha advertido del "jarro de agua fría" que supone para las mujeres maltratadas. "Ya sólo faltaría que un juez condene a las mujeres maltratadas a que sean ellas mismas las que acojan y reformen a sus parejas", ha dicho Navarro, quien ha insistido en que "si los cursos formativos son tan buenos" podrían aplicarse a todos los delitos.

La presidenta del Institut Catalá de la Dona (ICD), Marta Selva, ha trasladado a representantes de la judicatura en Cataluña "el malestar social e institucional" por la decisión y "por la sustitución de la pena impuesta por la realización de formación en Derechos Humanos, dada la extrema gravedad de las acusaciones y el hecho de que éstas se mantienen". "Para cualquier maltratador es imprescindible, dado que ha cometido un delito, que la rehabilitación no vaya condicionada al cumplimiento de la pena", ha subrayado Marta Selva. En cierto tono de arrepentimiento, Mohamed Kamal, en rueda de prensa desde Fuengirola, ha afirmado hoy que "cualquier ser humano tiene que aprender de sus errores" y que va a fijarse "en las cosas con mucha atención".

Kamal ha explicado que los 22 días que ha permanecido en la prisión de Alhaurín de la Torre "han pasado como 22 años", y ha agradecido a los jueces que le han excarcelado "el mejor regalo de Navidad" para su familia. El imán, que no descarta que sus próximos libros sean revisados por un traductor español "para no caer en el mismo error", ha subrayado que leerá y estudiará "profundamente la Constitución", ya que, aunque la conoce, cree que es "algo positivo". Durante su estancia en la cárcel, sus "únicos compañeros han sido el Corán, la Biblia y las novelas", ha añadido Kamal, que ha apuntado que la condena "es una página que hay que cerrar" y que hay que mirar al futuro "para mejorar". "Los errores de la pluma hay que corregirlos con la pluma", ha sentenciado.