Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gasto sanitario aumentará un 0,7% en 40 años por el envejecimiento de la población

Un estudio de la Fundación BBVA considera que España es el sexto país en resultados de su sistema de salud

El gasto sanitario público real aumentará un 0,7% al año en las próximas décadas, en torno a 214 millones de euros anuales, debido al envejecimiento de la población española, según los resultados de un informe presentado hoy por la Fundación BBVA. El estudio también concluye que España ocupa el sexto lugar del mundo por resultados de su sistema de salud, el 26 en gasto sanitario per cápita y el 29 en porcentaje del PIB.

El estudio Gasto sanitario y envejecimiento de la población española, cuyos objetivo era hacer un análisis de la sanidad española comparada, el estado de salud por edades y otras características y proyecciones de la situación para el año 2050, también concluye que España ocupa el quinto lugar (detrás de Japón, Australia, Francia y Suecia) en relación a la mayor esperanza de vida ajustada (libre de incapacidad), situada en 72,8 años.

Según uno de los autores de la investigación, José Antonio Herce, no debe haber alarma respecto al aumento del gasto público a causa del envejecimiento de la población. Teniendo en cuenta que el gasto sanitario público consolidado fue de 30.612 millones de euros en el año 1999 y el crecimiento acumulativo, el estudio estima en el 0,7% la elevación del gasto sanitario, hasta los 41.000 millones de euros, en el año 2043.

Servicios gerontológicos

En este sentido, Herce ha insistido en que "de cara al futuro sería más importante ofrecer alternativas gerontológicas respecto a la atención de las personas mayores e incidir en la prevención, además del enfoque curativo". Las autoridades sanitarias deben facilitar más recursos (no necesariamente monetarios) para favorecer la mejora en la calidad de vida a través de la educación de comportamientos saludables, ha señalado.

En cuanto a la percepción del estado de salud, el estudio

demuestra que "empeora con la edad, especialmente entre las mujeres mayores, y entre los desempleados (de entre 25 y 44 años)". Sin embargo, el nivel de educación y la mayor renta familiar se asocia con una mejor percepción. Además, las personas casadas con edades entre 25 y 44 años dicen gozar de una mejor salud que los solteros de la misma edad.

Sobre el gasto sanitario, el estudio concluye que las personas entre 26 y 30 años necesitan una media de 500 euros anuales, cuatro veces inferior al de los mayores de 75 años (2.000 euros). Asimismo, las personas de 85 años requieren un gasto sanitario ocho veces superior que las personas de edades comprendidas entre 1 y 25 años, según el informe. El gasto farmacéutico presenta una trayectoria creciente con la edad, aunque no tan acusada como el gasto hospitalario (pasando de 110 euros al año a edades tempranas a 360 euros a edades avanzadas).