Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara Baja de EE UU aprueba que se penalice cualquier tipo de clonación humana

Impone diez años de prisión y multa de un millón de dólares a quien contravenga la disposición

La Cámara de Representantes de EE UU ha aprobado esta madrugada, con 241 votos a favor y 155 en contra, un proyecto de ley que prohíbe todo tipo de clonación humana, un asunto altamente politizado en el país. La medida, promovida por los legisladores Dave Weldon (republicano por Florida) y Bart Stupak (demócrata por Michigan), penaliza la clonación para fines reproductivos o terapéuticos, e impone diez años de prisión y una multa de un millón de dólares para quienes la contravengan.

El proyecto de ley se ha aprobado tras una jornada de acaloradas discusiones entre legisladores que se oponen totalmente a esta práctica por cuestiones éticas y morales, y quienes defienden la clonación terapéutica como parte de investigaciones para curar diversas enfermedades crónicas. La medida pasa ahora al Senado, donde ya tiene más de una veintena de partidarios.

"La Cámara baja ha hablado de forma clara, firme y bipartidista sobre el asunto de la clonación humana. Ahora le toca el turno al Senado, que no puede darse el lujo de permanecer callado", ha dicho en un comunicado el senador republicano Sam Brownback (Kansas). Un proyecto similar se aprobó el año pasado en la misma Cámara baja, pero quedó estancada en el Senado.

Triunfo de los grupos provida

Brownback y la senadora demócrata Mary Landrieu (Luisiana) promueven un proyecto de ley que también prohíbe todo tipo de clonación humana. Para Brownback, no hay distinción entre la clonación para fines reproductivos o médicos, y los esfuerzos de grupos como la secta de los Raelianos, que abren la puerta a propiciar fábricas de "repuestos" o experimentos con embriones humanos.

El presidente George W. Bush ha dicho que vetará cualquier proyecto de ley que permita la clonación humana, porque considera que los problemas éticos y morales que presenta esta práctica no se pueden ignorar en pos de nuevos descubrimientos científicos.

La votación de la Cámara baja representa una importante victoria para grupos religiosos y anti-aborto, que cabildearon en contra de la clonación porque consideran que la vida comienza desde la primera división de células en el útero.