Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRÁFICO

La DGT mantiene escenas duras en su nueva campaña y apela a la calma

Muñoz-Repiso anuncia la instalación de 200 estaciones en las carreteras para avisar de fenómenos meteorológicos adversos

La Dirección General de Tráfico (DGT) apuesta en la campaña de este año por mantener duras escenas de sangre y mostrar accidentes que podrían haberse producido si el conductor no hubiera mantenido la calma y la tranquilidad. El director de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, ha presentado hoy la campaña 2002 en la que se intenta transmitir una actitud positiva de lo que debe hacerse para evitar los accidentes.

"Es una llamada a la conciencia del conductor, buscando a los más vulnerables, como las personas mayores, peatones o ciclistas" y que "no se imponga el mundo de la prisa permanente", ha explicado el responsable de la DGT. El eslogan de la nueva campaña es: Si pierdes la calma, alguien puede perder mucho más. Vive y deja vivir y comenzará a emitirse mañana, día de inicio de la vacaciones de Semana Santa.

Así, a través de cinco anuncios para televisión y cine se muestran cinco escenas que podrían haberse producido si el conductor no hubiera circulado con tranquilidad. Las cinco cuñas muestran los accidentes de unos niños montando en bicicletas, una conductora novel, un conductor mayor, una peatón mayor y un conductor con dudas. La campaña contará con 1.378 inserciones en prensa, 3.250 pases en televisión, proyecciones en 2.300 salas de cine, radio e Internet.

El presupuesto para la campaña, realizada por Lowe, Lintas & Partners, es de 13,8 millones de euros (2.300 millones de pesetas) y en esta ocasión ha querido centrarse en las personas más débiles. Las cinco películas de 30 segundos comienzan con secuencias de los accidentes, con sangre, roturas y fallecidos, y mediante la marcha atrás se ve cómo se podía haber producido ese accidente, si no se hubiera circulado con sosiego. La finalidad es concienciar de que la falta de civismo en la circulación puede ser causa de daños irreparables.

La subsecretaria de Interior, Ana María Pastor, ha indicado que se intenta promover "la calma, el sosiego, la tranquilidad, la conducción sin prisas y sin atosigar a los demás". En esta línea, también se quiere potenciar "la solidaridad, la transigencia y el respeto a los demás".

200 estaciones meteorológicas

Por otra parte, el director general de Tráfico ha anuncado que se van a instalar 200 estaciones meteorológicas en las carreteras españolas para avisar a los conductores ante los fenómenos adversos como nieblas, lluvias intensas, granizos o nevadas con el fin de evitar accidentes tan graves como los de ayer.

Ya que hay zonas en nuestro país donde son más propicias a la formación de nieblas, ha explicado el director, para advertir a los conductores se están instalando unas estaciones meteorológicas que avisen de forma automática. Así, el Centro de Gestión de Tráfico en A Coruña ya cuenta con estas estaciones y después de recibir la información meteorológica en el centro, el operador enciende un panel en las carreteras con un mensaje variable.

Muñoz-Repiso ha apuntado que los cuatro accidentes ocurridos ayer en la N-620 se produjeron en un intervalo de 10 minutos y los principales factores que influyeron fueron la niebla espesa, la velocidad inadecuada y una reducción de la velocidad de forma notable del primer coche, por lo que los que le seguían no pudieron reaccionar.

En este sentido, el director de la DGT ha apuntado: "Algo que se incumple sistemáticamente es la distancia de seguridad, porque a todos nos parece que nos va a dar tiempo a detenernos".