_
_
_
_

Todo sobre Sophie et Voilà, la firma bilbaína elegida por Tamara Falcó para crear su vestido de novia

En 2009, Sofía Arribas, directora creativa de Sophie et Voilà, cambió la arquitectura para volar libre en el mundo de la moda. Tras dar el salto internacional, empieza a trabajar en el diseño del vestido de novia de la Marquesa de Griñón.

Una de las creaciones de Sophia et Voilà.
Una de las creaciones de Sophia et Voilà.Cortesía de Sophie et Voilà

Sophie et Voilà, capitaneada por Sofía Arribas y Saioa Goitia, se ha puesto en el foco mediático durante los últimos días por ser la encargada de idear el vestido de novia más mediático del año: el diseño con el que la Marquesa de Griñón dará el sí quiero el próximo 6 de julio en El Rincón.

Para entender la historia de esta firma bilbaína, nos remontamos a 2008. Por entonces, Sofía Arribas, arquitecta de formación, llevaba la parte de paisajismo del proyecto La Alhóndiga de Philippe Starck en Bilbao. “Trabajar con alguien como Philippe Starck es como trabajar con alguien que vuela”, nos cuenta a S Moda por teléfono.

“Cuando terminó el trabajo no conseguí volver a bajar al mundo real a hacer otros proyectos”, reconoce. En paralelo, siempre había tenido una conexión especial con el mundo de la moda y decidió lanzarse a volar libre. “Llevaba haciendo tocados unos años y decidí profesionalizarlo. Siempre estaba a tiempo de decir que no salió”, dice.

Contrató a una modista y a una patronista y empezó un atelier muy pequeñito en Bilbao donde creaba cuidados tocados y jugaba con volúmenes. Hasta que una clienta le pidió que le hiciera el vestido de novia. “Me temblaron las piernas, pero dije: venga, vamos a intentarlo”. Desde entonces, poco a poco fue volcando la arquitectura en la moda. “Un vestido no deja de ser un proyecto: tiene una función, una forma de construirse, unos planos (que son los patrones). Son pequeñas obras”.

Un diseño de Sophie et Violà.
Un diseño de Sophie et Violà.

Pasaron los años y el primer gran saltó llegó en 2016. “Quería organizar las cosas bien y hacer una colección, que todo no dependiera solamente de mí”. Así, entró en la ecuación Saioa Goitia, en aquel momento clienta de Sofía y CEO de Sophie et Voilà desde entonces, para llevar las riendas de la parte empresarial. Meses después lanzaron la primera colección y asistieron a la primera feria. “Nuestro stand era como un armario —bromea— pero teníamos seis tiendas en el mundo como referente y cuatro de ellas se acercaron”. Una señal de que iban por el buen camino que confirmaron un año más tarde cuando irrumpieron en la Barcelona Bridal Fashion Week con una propuesta que se desmarcaba de las líneas más tradicionales. “La primera colección fue en la que más libre he sido. Fue una colección puramente Sophie et Voila y muy arquitectónica”, añade.

Desde entonces, el tándem ha crecido a pasos de gigante y sus diseños están a la venta en más de 90 tiendas de 27 países diferentes. “A nivel online vendemos en EEUU. Aunque hacemos un soporte omnicanal y el contacto con las clientas es muy fluido, la novia en España y Europa todavía no se atreve a comprar online”. Aunque si algo han comprobado en su trayectoria es que no existen kilómetros cuando se trata de encontrar el vestido de novia soñado. “Tenemos clientas que viajan a nuestro atelier desde Suiza, Alemania, México o Argentina. La novia que quiere venir, viene”.

Con un éxito rotundo en el panorama internacional, su crecimiento en España es el resultado de años de trabajo al otro lado de las fronteras. “En Japón y EEUU tienen una mejor recepción de un producto. En España nos cuesta mucho reconocer el talento propio: hasta que alguien de fuera dice que eres bueno, aquí no se lo terminan de creer”.  Y, ¿cómo es la mujer que elige a Sophie et Voilà? “La mayor parte son novias que quieren salirse del margen. Mujeres profesionales con capacidad de decisión: empresarias, arquitectas, abogadas… Son muy diferentes entre sí, pero todas muy independientes”.  El último boom ha sido descubrir que Sophie et Voilà diseñará el vestido de novia de Tamara Falcó, un nuevo reto que la firma bilbaína vive con emoción por ser la elegida entre cualquier diseñador del mundo. Un vestido creado desde cero 100% para ella desde su atelier en Bilbao que no dejará a nadie indiferente.

En los últimos años, Sophie et Voilà ha experimentado un crecimiento imparable y las cifras hablan por sí solas: “Del Atelier pueden salir 250 vestidos al año diseñados por mí y 2.500-3.000 de la colección”. Sus diseños de líneas arquitectónicas juegan con volúmenes y respiran el más puro savoir faire, una de sus señas de identidad. “En España el trabajo artesanal se ha perdido porque nadie nos ha enseñado a valorarlo: nos hemos acostumbrado a comprar low cost y no sabemos si algo está bien o mal hecho. Mi clienta valora mucho el diseño, pero no tanto ese trabajo. Y nosotras se lo explicamos”, apunta. Entre los tejidos que predominan en sus creaciones destaca el crep  “y este año entra con fuerza el crep satén, que tiene un acabado más lencero”. También el tul, la organza y la gasa. “Sophie et Voilà es una firma honesta, muy rotunda: lo que pensamos es lo que hacemos. La premisa siempre ha sido no hacer lo que hacen los demás”.

Uno de los diseños de Shopie et Violà.
Uno de los diseños de Shopie et Violà.

La directora creativa recuerda con intensidad los meses de pandemia en los que el sector nupcial se encontraba en standby, momento en el que germinó la semilla de lo que se convertiría en su primer libro. “En pleno covid hicimos un llamamiento en Instagram. La idea era hacer diez bocetos a diez novias que me escribieran contándome cómo se imaginaban su boda ideal. Pero sucedió que todas las historias eran muy emocionantes. Recuerdo mensajes que empezaban como: “Salgo de trabajar en el Hospital La Paz y esta noche ha sido muy dura. He decidido escribirte para pasarme 15 minutos pensando en algo bonito”, resume el alma máter de la firma. ¿El resultado? Le escribieron 400 novias e hizo los 400 bocetos, en vez de los diez que planeaba.  Después de la pandemia, la diseñadora publicó el libro Nessun Dorma, una auténtica fuente de inspiración para toda mujer en busca de vestido que reúne los bocetos y las historias de cada una de las novias.

 En la nueva colección, Sofía ha intentado “hacer lo que creemos sin pensar en lo que deberíamos hacer o lo que se va a llevar esta temporada. Es una propuesta más madura compuesta por 20 modelos. Lo mejor es que puedes mezclar estos diseños con otras colecciones y pasarían completamente desapercibidos”, concluye. Una vez más, Sophie et Voilà lo ha vuelto a hacer: romper con las reglas y continuar fiel a su voz propia en el mundo de la moda nupcial.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_