_
_
_
_

H&M firma un acuerdo para acabar con la violencia de género en el mundo textil en la India

Una trabajadora del textil en su puesto de trabajo
Una trabajadora del textil en su puesto de trabajoRoberto Westbrook (Getty Images/Tetra images RF)

Jeyasre Kathiravel era una joven de 20 años trabajadora de la confección en una empresa proveedora de H&M llamada Natchi Apparels en Namil Nadu, el más sureño de los estados de la India. El pasado 5 de enero su cuerpo sin vida fue encontrado en un campo de cultivo cercano a su casa. Su supervisor en Natchi Apparels confesó su secuestro y asesinato a la Policía y actualmente se encuentra a la espera de juicio, según informó The Guardian.

Según la presidenta del Sindicato de Trabajadoras del Textil de Tamil Nadu, Thivya Rakini, tanto la familia de la víctima como algunos de sus compañeros de trabajo afirmaron que Kathiravel llevaba meses siendo acosada sexualmente y sufriendo intimidaciones por parte de su supervisor. Kathivarel, que trabajaba en el mundo textil para costear sus estudios superiores, había denunciado ante la empresa estos comportamientos sin que la empresa tomase medidas.

La fábrica en la que trabajaba Kathiravel es propiedad de Eastman Exports, la cuarta empresa de exportación textil más grande la India, importante proveedora de H&M y de otras marcas occidentales. Desde el pasado enero, diversos sindicatos han acusado a H&M de no intervenir adecuadamente antes del asesinato de Kathiravel, ni tampoco la supuesta intimidación hacia su familia por parte de los gerentes de Eastman Exports en las semanas posteriores, quienes afirman que se han enfrentado a una presión cada vez mayor para aceptar una compensación financiera y firmar documentos que liberasen al proveedor de H&M de cualquier responsabilidad por la muerte de Kathiravel.

Dos meses más tarde, según informa Business Of Fashion, H&M se ha reunido con Eastman Exports, así como con el sindicato de trabajadoras textiles de Tamil Nadu, la alianza Asia Floor Wage, que lucha por conseguir que los trabajadores del textil cobren el salario mínimo, y el Foro Internacional de Derechos Laborales para presentar un Acuerdo para Eliminar la Violencia de Género y el Acoso. El acuerdo supone un compromiso por parte del grupo H&M para erradicar la discriminación por motivos de género, casta o condición migratoria y pretende aumentar la transparencia y desarrollar una cultura de respeto mutuo en los entornos de las fábricas textiles. El acuerdo incluye, entre otras cosas, monitores de planta para detectar y denunciar incidentes y casos de acoso y violencia de género.

«Todos nuestros empleados merecen seguridad y respeto en el trabajo», ha dicho Subhash Tiwari, director ejecutivo de Eastman Exports, donde confían en que este acuerdo y esta asociación entre empresas y sindicatos tengan un impacto positivo y puedan servir como modelo para otras fábricas. «Este acuerdo brinda poder y apoyo a las trabajadoras para monitorizar, prevenir y remediar la violencia y el acoso de género de manera colectiva y con la gerencia», añadió Jeeva M, la Secretaria General del Sindicato de Trabajadoras del Textil de Tamil Nadu.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_