_
_
_
_
_

Llega el primer urinario para mujeres con el mismo sistema que el de los hombres

Una arquitecta francesa ha creado el primer sanitario que reducirá drásticamente las colas del baño en los eventos al aire libre.

Captura-de-pantalla-2019-07-04-a-las-10.49.08
Lapee

Seguro que tú también te has visto en ese brete: estás en un festival de música y, después de beberte la tercera cerveza, necesitas ir al baño. Ahí comienza la odisea. Colas interminables –magníficas para hacer amigas, terribles cuando la necesidad apremia–, sanitarios en estados que no soportarían la prueba del algodón y oscuridad total en el interior. Lo que toca es colocarse como una especie de araña en un rincón, hacer malabarismos con el bolso y rezar para que tu vejiga te dé una tregua de un par de horas. Con toda probabilidad, durante el tiempo que has estado en la cola hayas perdido a tu grupo de amigos, y es posible que también te hayas perdido a tu grupo favorito al que, con algo de suerte, habrás conseguido oír mientras intentabas que tu falda no rozase el suelo. En fin, un cuadro. Los hombres, sin embargo, lo tienen más fácil. Además de que en su caso no tengan que hacer posturas sacadas del Circo del Sol para aliviarse, la mayoría de los festivales y grandes eventos cuentan ya con «baños rápidos» para hombres: unos inodoros cuádruples que les permiten hacer sus necesidades con mayor rapidez y eficacia. Algo impensable para las mujeres… hasta ahora.

Gina Périer, arquitecta francesa afincada en Copenhague​, es la orgullosa cofundadora de la solución a esta desigualdad en los festivales: Lapee, el primer urinario para mujeres que ya ha sido testado en un festival de Dinamarca, según informa The Guardian. Su modelo de sanitarios está basado en la eficiencia: según apuntan desde su web, el 90% de las personas que hacen cola en los baños de los festivales son mujeres y mientras que en un cubículo normal se tarda una media de 3 minutos en terminar, con Lapee no se tarda más de 30 segundos.

Lapee pretende hacer de los festivales lugares más igualitarios, tal y como explicaba Pèrier en una entrevista para Girls Are Awesome: «No existen urinarios para mujeres y es algo bastante discriminatorio en un evento al aire libre. Las mujeres no podemos disfrutar un evento igual que los hombres. Los urinarios para hombres están por todas partes, para ellos nunca supone un problema. Las mujeres tiene que hacer cola todo el rato durante mucho tiempo, perderse conciertos o exponerse a hacer pis en cualquier lado. Siempre están aguantándose las ganas de ir al baño. Como arquitectos, queríamos encontrar una solución».

¿Cómo funciona?

Lapee es, simplemente, la versión para mujeres de un invento que los hombres llevan disfrutando décadas. El receptáculo para orinar está situado a más altura que un urinario normal, para que no sean necesarios los incómodos malabarismos y sea posible evacuar prácticamente de pie. Tiene espacio para tres mujeres, que pueden comunicarse entre ellas sin perder la zona de privacidad… porque Lapee no tiene puertas, pero su forma permite tener intimidad cubriendo la zona donde se encuentra el sanitario.

Lo que busca Lapee es que las mujeres puedan ir al baño con la misma eficiencia que los hombres, reducir las colas y hacer para ellas más agradable la experiencia de los grandes eventos. Con este invento, ir al baño ya no debería dar tanta pereza ni resultar un trauma.

Lapee ya se ha probado en Roskilde Festival, en Dinamarca, y según Pèrier, ha sido todo un éxito: «Al probarlo en el festival nos dimos cuenta de que este problema no solo resultaba molesto para las mujeres, sino que afectaba a todo el mundo. Los hombres tenían que esperar constantemente a sus amigas cuando iban al baño, lo que llevaba a que todo el mundo se terminase perdiendo». En Roskilde Festival, las mujeres estaban mucho más contentas, así que esperamos ver pronto este invento en los festivales nacionales.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_