_
_
_
_
_

“No voy a olerla”: la respuesta de Rosamund Pike ante la vela con el aroma de la bañera de Jacob Elordi en ‘Saltburn’

La actriz, nominada por su papel de Elsbeth Catton en la película dirigida por Emerald Fennell, acudió a los Globos de Oro con un estilismo digno de su personaje y rechazó olfatear la vela aromática inspirada en la viral escena del baño del filme

Rosamund Pike
Rosamund Pike, a su llegada a los Globos de Oro.MICHAEL TRAN (AFP via Getty Images)

Rosamund Pike impactó anoche en la gala de la edición número 81 de los Globos de Oro, celebrada en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles (California). La intérprete londinense, de 44 años, estaba nominada a mejor actriz de reparto en la categoría de cine por su papel de la aristocrática Elsbeth Catton en Saltburn y su estilismo no decepcionó: acudió con un señorial modelo de encaje de alta costura de Christian Dior que combinó con un llamativo tocado a juego del diseñador Philip Treacy, uno de los preferidos de la clase alta británica, que suele elegir sus creaciones para la cita anual de las carreras de Ascot. Con este look, Pike protagonizó uno de los memes de la noche, el que tuvo lugar cuando Nischelle Turner, copresentadora del programa Entertainment Tonight que realizaba entrevistas en la alfombra roja, le ofreció una vela inspirada en una escena de Saltburn para que la oliera.

“Pero él es mi hijo, esto me parece un poco espeluznante, es raro... No voy a olerla”, respondió Pike ante el ofrecimiento de Turner. La presentadora le aseguró que “olía bien”, pero eso no hizo que la actriz se decidiera a olfatearla, ni siquiera sintió curiosidad por saber a qué olía la vela, aunque no dudó en posar con ella en la mano con una mirada irónica.

Momentos antes, Turner y Pike habían estado hablando sobre los temas que trata la sátira sobre la clase alta dirigida por Fennell. “Es una película sobre la obsesión es algo complicado, te lleva a hacer cosas infantiles, románticas, asombrosas, desagradables...”, resumía Pike, que en la película da vida a la madre de Felix, el joven adinerado a quien interpreta Jacob Elordi. A él se refirió acto seguido Turner: “Nos hemos obsesionado con la escena del baño, y ahora hay una vela...”. Se refería la presentadora a la escena en la que Oliver (el amigo de clase modesta que estudia en Oxford con Felix, encarnado por Barry Keoghan) chupa el desagüe de la bañera en la que se ha aseado (y masturbado) Felix.

“Alguien me preguntó sobre esto, no sabía de lo que me estaba hablando”, reconoció ante Turner Pike. Se refería a otra de las entrevistas de la alfombra roja de los Globos de Oro, la que momentos antes le había hecho Variety, en la que el presentador le dijo: “Tengo que preguntártelo, ¿tienes una vela del agua de la bañera de Jacob Elordi?”, a lo que ella respondió que no, ajena al fenómeno y el revuelo en redes que ha provocado la escena de la bañera. El tema fue una constante en las entrevistas que se le hicieron a Pike en la alfombra roja. Keltie Knight, de E! News, también le preguntó sobre la vela con el aroma de la bañera de Jacob Elordi y Pike respondió que no pensaba adquirir una al interpretar a su madre en la ficción. “Estaré agradecida si limpia el semen de la bañera”, aseguró.

Al poco de estrenarse el filme, cuya estética se ha viralizado en redes sociales como TikTok, en la plataforma Etsy salieron a la venta unas velas aromáticas cuyo nombre es El agua de la bañera de Jacob Elordi, que en teoría recrean el olor que aspiró el personaje de Keoghan en ese momento de la película. “No hay nada como el olor de una vela de calidad, especialmente cuando ese olor está inspirado en Jacob Elordi y en cómo imaginamos que huele Su Alteza. ¿Es el dulce olor a vainilla? ¿Un cálido aroma especiado? ¿Una suave brisa marina?”, describe la plataforma, que ofrece tres aromas: vainilla, especias y brisa marina. ¿Su precio? 30,79 euros, aunque hasta el 10 de enero están de rebajas y pueden adquirirse por 29,25.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_