_
_
_
_

¿Por qué soñamos que nuestra pareja nos es infiel?

Visualizar a nuestra pareja besando a otra persona puede convertirse en el más terrorífico monstruo bajo la cama. Aunque “los sueños, sueños son”, su reiteración puede ocultar sentimientos de inseguridad o de temor al abandono.

Tanto si los sueños sobre infidelidades se repiten, como si son algo puntual y anecdótico, los expertos recomiendan comentarlo con nuestra pareja si comienzan a torpedear nuestro estado de ánimo.
Tanto si los sueños sobre infidelidades se repiten, como si son algo puntual y anecdótico, los expertos recomiendan comentarlo con nuestra pareja si comienzan a torpedear nuestro estado de ánimo.Getty

Durante sus años como especialista en terapia de pareja, son numerosos los pacientes que han acudido a la consulta de Carlos García preocupados por el contenido de sus “intensos y angustiosos” sueños. “Recuerdo especialmente a un hombre joven, ejecutivo en una entidad bancaria, que veía cómo su mujer se dejaba manosear por un desconocido mientras le miraba a él con dulzura. Aunque estaba seguro de que su esposa no le era infiel, el sueño se repetía de vez en cuando y eso le produjo un miedo que era incapaz de canalizar”, evoca el coach. Más allá de los manidos sueños sobre ser perseguidos, aparecer sin ropa en público o caer en un vacío sin freno posible, visualizar a nuestra pareja en brazos de otra persona se alza como un episodio cada vez más común. ¿Qué significa exactamente? ¿Debería preocuparnos si se repite demasiado? ¿Es mejor hablar sobre ello o tratar de olvidarlo? No hay interpretaciones que sirvan para todo el mundo, pero la experiencia profesional de estos expertos podría ayudarnos a dar respuesta a estas preguntas.

“Si estás en un proceso sentimental en el que notas que hay distancia entre tú y tu pareja, o señales relacionadas con la infidelidad, o si directamente la pillas poniéndote los cuernos, es muy fácil que aparezcan ese tipo de sueños porque la mayoría son una continuación de lo que ocurre en nuestra vida diaria”, explica el psicólogo Nacho Coller. Aunque el experto defiende que es imposible hacer un análisis universal de los mismos, sí corrobora que suelen ser un caldo de cultivo de negatividad. Una tormenta que crece si estamos atravesando situaciones difíciles o de estrés. “Alrededor del 80% de los sueños incluyen algún tipo de sentimiento negativo”, añade. Teniendo en cuenta que son más simbólicos que proféticos, García está de acuerdo en desligarlos de cualquier posible notificación premonitoria de la salud de una relación: “Soñar que tu pareja te engaña no significa que no te quiera”, apuntala. “Puede denotar que hay asuntos sin resolver en vuestra vida, conflictos que circulan sin control por el subconsciente”.

Según desvela la analista de sueños Lauri Quinn Loewenberg a la revista Bustle, soñar con ser traicionado es una de las cinco temáticas más comunes entre los que reclaman sus servicios. Por muy mal que podamos pasarlo con esta jugarreta creada por nuestro cerebro, defiende que puede ser útil para “revelar problemas en la relación” que pasan desapercibidos cuando estamos despiertos. “Los sueños son como un segundo cerebro, pero incluso más honesto”, afirma. Para ella, un sentimiento de inseguridad descontrolado es la causa más probable de este tipo de pesadillas. “Todo lo que se necesita es una pequeña sensación de que las cosas podrían desmoronarse, y en un segundo, tu cerebro lo transforma en un sueño vívido sobre la peor infidelidad posible”.

Otra de las dudas más habituales respecto a este tipo de episodios alude a los ‘villanos’ de estas particulares pesadillas. Los terceros en cuestión, los otros, pueden personificarse en un amplio espectro de personajes: desde nuestro mejor amigo o nuestro jefe hasta una gran estrella de Hollywood. Theresa Cheung, autora del libro The Dream Dictionary, sostiene que esta es la forma que tiene el cerebro de llamar nuestra atención sobre los aspectos que deberíamos intentar imitar del prójimo, personificado en el/la amante en cuestión. “Si tu jefe tiene un gran sentido del humor y tú tiendes a ser una persona bastante seria, tener una aventura con tu jefe en un sueño es su aviso de que ‘necesitas más humor’. Está usando la llamativa imagen de la deslealtad porque es la única manera que sabe cómo comunicarte eso”, sostiene la escritora. “Sí importa con quién te está siendo infiel tu pareja”, añade García. “Por ejemplo, si nuestra pareja es deseada por un famoso –que puede estar con cualquiera que se proponga– también podemos considerarlo como algo positivo, como si fuera un éxito”.

Tanto si los sueños sobre infidelidades se repiten, como si son algo puntual y anecdótico, los expertos recomiendan comentarlo con nuestra pareja si comienzan a torpedear nuestro estado de ánimo. “Es mejor hablarlo, pero con cautela y sin darle al sueño un mensaje premonitorio. Quizá esconda un temor al abandono, al hipotético final de la relación o a que se repita una infidelidad que ya sufrimos en el pasado… pero seguramente no signifique mucho”, manifiesta Coller. Teniendo claro siempre que, como escribió Calderón, “los sueños, sueños son”, Carlos García coincide en señalar que este tipo de inquietudes son una magnifica oportunidad para comunicarnos con nuestra pareja y añade una propuesta. “Puede ser muy terapéutico anotar los sueños que nos parecen significativos o curiosos. El mero hecho de escribirlos ya es una forma de ‘domesticarlos’, y, por lo tanto, de entenderlos”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_