_
_
_
_

Por qué no debes preocuparte de que tu pelo se caiga y seis trucos para evitar que lo haga en exceso

Con el otoño llega la caída estacional del cabello y las preguntas se disparan. ¿Es normal que se caiga tanto pelo? ¿Cómo paliar los daños? Los expertos responden.

pelo
© Getty Images
Eva Armas Gil

Perder alrededor de 100 cabellos al día es normal. Lo hemos oído hasta la saciedad y, aunque la caída del pelo siempre resulta alarmante, los expertos no se cansan de repetir esta afirmación. “El pelo es un órgano vivo y, como todos los demás, tiene su propio ciclo natural en el que nace, crece, y muere cayéndose, para volver a salir. Es decir: se tiene que caer”, recuerda a S Moda la Doctora Paloma Borregón.

Es por estas fechas cuando, cada año, el tema alcanza niveles de popularidad superiores (ahora mismo aumentando un 250% su interés, según Google Trends) porque acaba de llegar la llamada ‘caída estacional’. Lo que significa que ese volumen de cabello que se cae posiblemente va a aumentar, pero con razón: se produce como adaptación del organismo a las variaciones del clima, la temperatura y la luz. El cabello crece más rápido durante el verano a causa del calor y las radiaciones ultravioleta, y este crecimiento se frena de forma masiva al llegar el otoño, cuando la temperatura y la intensidad de la luz disminuyen. La caída estacional no es una pérdida auténtica del cabello, sino una renovación del mismo. En esta fase, un gran número de cabellos del cuero cabelludo pasan simultáneamente de fase anágena (de crecimiento) a fase catágena (de reposo). En otras palabras, las raíces de los cabellos detienen su actividad (dejan de fabricar el pelo) y entran en fase de reposo, por lo que el pelo ya formado se desprende y cae. Después de unas semanas, las raíces despiertan de forma automática y vuelven a fabricar el cabello. El número de cabellos no disminuye, no se pierde densidad capilar porque hay un equilibrio entre el número de cabellos que caen y los que vuelven a nacer”, explican desde Laboratorios Kosei.

Lo normal es que a las dos o tres semanas, este proceso finalice de forma natural. Sin embargo, durante ese tiempo en el que la preocupación es real, puedes identificar la caída estacional gracias a varios rasgos que la caracterizan:

1. Es moderada o abundante y proporcional a la cantidad de pelo que se tiene.

2. Empieza de forma brusca.

3. Los pelos que caen son largos y gruesos, los más antiguos.

4. Se detiene de forma espontánea al cabo de dos o tres semanas.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando no se dan estos identificadores y la caída puede ser problemática? E incluso, ¿qué hacer cuando el pelo es débil y poco abundante y no se quiere perder en exceso? Hay, por supuesto, trucos y soluciones, y hemos hablado con los expertos para que nos los cuenten. “Lo primero que debemos hacer es dejar a un lado las prácticas más agresivas que hemos utilizado durante los últimos meses, y volver al cuidado habitual de nuestro cabello para sanearlo. Nuestro champú y mascarilla de siempre se convertirán en los mejores aliados para comenzar con la puesta a punto», explica la Doctora Borregón. Según su experiencia y criterio, hay falsos mitos de los que debemos huir, como que lavarse el pelo a diario hace que se caiga más o que los tintes lo debilitan. Pero también otros que realmente influyen en la salud de nuestro cabello: “el estrés y la ansiedad, los cambios hormonales, las toxinas del tabaco o una mala alimentación pueden perjudicar su estado”, apunta.

Seis consejos para reducir la caída capilar

1. Cuidar el cuero cabelludo. Todos los problemas capilares empiezan y terminan en él: si el cuero cabelludo está sano, el pelo crecerá sano. Masajéalo en los lavados para aumentar la circulación sanguínea de la zona y utiliza un champú a base de tensioactivos suaves y activos que lo fortalezcan.

2. Llevar una dieta sana y equilibrada. Como en todo lo relativo a nuestro cuerpo, la dieta influye. Tal y como nos explica la doctora Borregón, «hay que fomentar la producción de vitamina B12, ácido fólico y zinc». ¿Cómo? Con alimentos como calabaza (rica en betacarotenos), carne roja (que aporta hierro), huevos (con proteínas) y pescado azul y frutos secos (que ofrecen una dosis de Omega 3), tal y como aconsejan desde Laboratorios Kosei.

3. Mantener una higiene capilar adecuada. Lavar el cabello a menudo no es perjudicial, sino todo lo contrario y lo que siempre recomiendan los dermatólogos. «Es importante hacerlo de manera suave y sin frotar, con movimientos circulares de delante hacia atrás. Si aclaras con agua fría, estimularás la circulación y conseguirás más brillo», apuntan desde Kosei.

4. Cortar el pelo con frecuencia. Aunque esa creencia de que el pelo crece más cuando lo cortas no es cierta, sí que hay algo de verdad en ella. Cortando la melena cada dos o tres meses haces que gane fuerza y vitalidad y que su aspecto sea más saludable.

5. Cuidarlo durante el sueño y al peinarlo. Las recomendaciones de Laboratorios Kosei son claras: «No te acuestes con el cabello húmedo, pueden aparecer infecciones y el cuero cabelludo no se airea adecuadamente». Además, si tienes el pelo largo, es recomendable dejarlo suelo por la noche para favorecer la oxigenación y transpiración. A la hora de peinarlo, intenta manipularlo lo menos posible. «Sécalo boca abajo y cepíllalo diariamente en la misma postura para estimular la circulación y desintoxicarlo al máximo», añaden.

6. Alimentarlo desde el interior en caso de necesidad. Además de los champús y otros productos como mascarillas de calidad que lo cuiden, podemos dar fuerza y vitalidad al cabello desde el interior si lo precisamos. Los expertos recomiendan que se haga con un complemento alimenticio «a base de aminoácidos, vitaminas y minerales y que haya sido formulado para aumentar la fase anágena o de crecimiento del cabello». Estas son algunas de las últimas novedades que mejor funcionan:

De izquierda a derecha: B.Beauty Complex de Naturadika (24,90€ en Amazon); Tricoxil Cápsulas de Kosei (23€ en Koseiprofesional.com); Forcapil Gummies de Arkopharma (13,90€ en Promofarma); KERATINcaps de Klorane (13€ en Amazon); Lambdapil de ISDIN (38€ en Amazon).
De izquierda a derecha: B.Beauty Complex de Naturadika (24,90€ en Amazon); Tricoxil Cápsulas de Kosei (23€ en Koseiprofesional.com); Forcapil Gummies de Arkopharma (13,90€ en Promofarma); KERATINcaps de Klorane (13€ en Amazon); Lambdapil de ISDIN (38€ en Amazon).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Eva Armas Gil
Graduada en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación Editorial por la Universidad Carlos III de Madrid, ha dedicado su carrera a medios digitales especializados en belleza, moda y estilo de vida. Ha escrito en las ediciones españolas de AD, Glamour, Grazia y Harper’s Bazaar y, ahora, hace lo propio en EL PAÍS y S Moda.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_