_
_
_
_
_

«Si hace cinco años se quería un maquillaje perfecto, hoy volvemos a lo que nos gustaba en los noventa, más vanguardista y más auténtico»

Predomina el enfoque que entiende el color como una forma más de expresión. Las nuevas propuestas beben del pasado, pero no se atienen a ninguna norma establecida, defiende Rachel Hardie, la maquilladora de Nars, que las reinterpreta aquí.

Se busca un equilibrio entre el polvo de las sombras, el colorete y el brillo infinito del labio, “muy exagerado, con un toque rockero que me encanta”. En la boca se usa el delineador Perfilador (tono Jungle Red), pigmento para labios Powermatte (tono Dragon Girl) y el brillo Afterglow Lip Shine (tono Triple X, transparente como el cristal): “El único truco es practicar, aplicar el color con un pincel y hacer lo mismo con el gloss. A veces se puede buscar un resultado más descuidado, pero aquí quería que fuera impecable, así que hay que comprobar que el color llega hasta el borde y cubre la línea del perfilador”. El ojo se perfila con High-Pigment Longwear Eyeliner (tono Night Porter), que se aplica y se difumina inmediatamente, excepto el centro del párpado superior, que se cubre con el bronce de la paleta Orgasm Rising (tono Seduced), que también sirve para crear intensidad bajo las cejas. El colorete The Multiple (tono Orgasm Rush) se difumina con los dedos y después se cubre con un toque de polvos Soft Matte Advanced Perfecting Powder, “para que parezca que el rubor viene de dentro”. Todo de NARS.
Se busca un equilibrio entre el polvo de las sombras, el colorete y el brillo infinito del labio, “muy exagerado, con un toque rockero que me encanta”. En la boca se usa el delineador Perfilador (tono Jungle Red), pigmento para labios Powermatte (tono Dragon Girl) y el brillo Afterglow Lip Shine (tono Triple X, transparente como el cristal): “El único truco es practicar, aplicar el color con un pincel y hacer lo mismo con el gloss. A veces se puede buscar un resultado más descuidado, pero aquí quería que fuera impecable, así que hay que comprobar que el color llega hasta el borde y cubre la línea del perfilador”. El ojo se perfila con High-Pigment Longwear Eyeliner (tono Night Porter), que se aplica y se difumina inmediatamente, excepto el centro del párpado superior, que se cubre con el bronce de la paleta Orgasm Rising (tono Seduced), que también sirve para crear intensidad bajo las cejas. El colorete The Multiple (tono Orgasm Rush) se difumina con los dedos y después se cubre con un toque de polvos Soft Matte Advanced Perfecting Powder, “para que parezca que el rubor viene de dentro”. Todo de NARS.santiago belizón / estilismo: paula delgado

Aunque un nuevo truco cosmético se viraliza prácticamente cada día en redes como TikTok, donde las tendencias son más veloces que un parpadeo (siempre bien cargado de máscara de pestañas), lo cierto es que el gusto general es más estable. Cambiarle la idea de lo que le parece bello al público medio es un proceso relativamente lento, pero hay movimientos tectónicos que poco a poco calan. Si hace algo más de un lustro se impuso el rostro cincelado a golpe de brocha, emulando el contouring de las hermanas Kardashian, ahora se prefiere un maquillaje que adopte un enfoque más divertido. Ya no se trata de reconstruir con sombras y luces, sino de jugar con polvos y pigmentos, experimentar con un iluminador o probar un lápiz de labios en los párpados. No importa si el resultado no es impoluto, todo lo contrario. TikTok no pauta el canon, pero su espontaneidad y su imperfección sí marcan el tono. “Los mayores cambios que he visto en el sector van en ese sentido”, afirma Rachel Hardie, maquilladora de Nars para Reino Unido e Irlanda, “si hace cinco o seis años todo el mundo quería aparecer con un maquillaje perfecto y con cobertura total, de apariencia más pesados, ya nos hemos olvidado de eso. Hoy parece que volvemos a algo similar a lo que nos gustaba en los años noventa, más vanguardista y más auténtico, algo que yo personalmente disfruto mucho”.

A la izda., se aplica la prebase Soft Matte Primer y la nueva base Soft Matte Complete Foundation; y, en los labios, el bálsamo hidratante Afterglow (tono Clear Cut). A la dcha., se unifica el tono de la piel con la base Soft Matte Complete Foundation; en los ojos, sombra cobre (tono Faster Pussycat) de la paleta Orgasm Rising y, en la línea de pestañas inferior, delineador High-Pigment Longwear (tono Grafton Street). Todo de NARS.
A la izda., se aplica la prebase Soft Matte Primer y la nueva base Soft Matte Complete Foundation; y, en los labios, el bálsamo hidratante Afterglow (tono Clear Cut). A la dcha., se unifica el tono de la piel con la base Soft Matte Complete Foundation; en los ojos, sombra cobre (tono Faster Pussycat) de la paleta Orgasm Rising y, en la línea de pestañas inferior, delineador High-Pigment Longwear (tono Grafton Street). Todo de NARS.santiago belizón / estilismo: paula delgado

Disfrutar es lo que buscan las fórmulas que se inventan para aportar texturas o para adaptarse a varias aplicaciones. El clásico colorete Orgasm de Nars, que nacía hace casi 25 años para revolucionar el panorama solo con su mención, se sigue reimaginando en nuevas versiones. “Creo que una de las claves de su éxito es la mezcla de pigmentos, porque combina rosa, melocotón y dorado que se adaptan a cualquier piel. Si lo aplicas sobre una más oscura se revelará más dorado, mientras que sobre una piel clara, se verá rosado”. En polvo se puede extender en las mejillas, pero también en los párpados o incluso a toques en los labios, imitando a otro superventas de la marca, la barra The Multiple: “La ideó también en los noventa el propio François Nars, durante una sesión de fotos con Carolyn Murphy, al mezclar dos labiales. No es una forma revolucionaria de aplicar el color, pero sí una con la que también puedes pasártelo muy bien”, dice Hardie. Sin ignorar que el maquillaje forma parte de un negocio (que en España emplea a 40.000 personas), el acto de sacar la brocha se resignifica buscando la expresión individual y unos minutos de dedicación personal. Lo plasma nítidamente Daphné B. en su libro Maquillada. Ensayo sobre el mundo y sus sombras: “El tiempo que dedico a maquillarme es un tiempo suspendido, en el que me dirijo a mí misma. Me devuelvo minutos, horas; yo, que estoy acostumbrada a disecar, rentabilizar el tiempo. Cuando me empolvo me acerco a este cuerpo que paso la vida ignorando. Le vuelvo a dar importancia, le devuelvo un poco de dignidad. Le dibujo una sonrisa y le pongo colorete”.

A la izda., maquillaje natural: “En este caso partimos de la piel al descubierto”, cuenta Hardie, “pero jugamos con los fondos de maquillaje para que el resultado no quede muy plano”. Con la base Soft Matte Complete Foundation, que aporta cobertura total de larga duración. A la dcha., el colorete Orgasm se extiende sin reparo, empezando por los párpados y extendiendo luego por las mejillas.
A la izda., maquillaje natural: “En este caso partimos de la piel al descubierto”, cuenta Hardie, “pero jugamos con los fondos de maquillaje para que el resultado no quede muy plano”. Con la base Soft Matte Complete Foundation, que aporta cobertura total de larga duración. A la dcha., el colorete Orgasm se extiende sin reparo, empezando por los párpados y extendiendo luego por las mejillas.santiago belizón / estilismo: paula delgado
En los ojos se usa el delineador High-Pigment Longwear Eyeliner, de acabado gel (tono Ocean Drive), y un toque del colorete Orgasm bajo la ceja, “para enfatizar la mirada de forma sutil”. En el labio se mezcla el labial Lipstick en los tonos Intrigue y Ravishing Red: “Los combino en el dorso de la mano y luego aplico el color resultante muy poco a poco con un pincel”, explica Hardie. Todo de NARS.
En los ojos se usa el delineador High-Pigment Longwear Eyeliner, de acabado gel (tono Ocean Drive), y un toque del colorete Orgasm bajo la ceja, “para enfatizar la mirada de forma sutil”. En el labio se mezcla el labial Lipstick en los tonos Intrigue y Ravishing Red: “Los combino en el dorso de la mano y luego aplico el color resultante muy poco a poco con un pincel”, explica Hardie. Todo de NARS.santiago belizón / estilismo: paula delgado

Modelos: Tessa Jones (UNO Models) y Tatiana Bello (View Management). Maquillaje: Rachel Hardie. Peluquería: Fernando Torrent (Another Agency). Asistente fotografía: Henar de Torres.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Patricia Rodríguez
Periodista de moda y belleza. En 2007 creó uno de los primeros blogs de moda en España y desde entonces ha desarrollado la mayor parte de su carrera en medios digitales. Forma parte del equipo de S Moda desde 2017.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_