_
_
_
_
_

La fiebre por el retinol corporal: cómo usarlo para que sea efectivo

Los superpoderes del retinol han animado a perfeccionarlo en formato corporal porque promueve la síntesis de colágeno y mantiene la piel firme y suave. La clave para los buenos resultados está en cómo aplicarlo

Retinol
El retinol llega a las cremas corporales.andresr (Getty Images)

Si existe un activo capaz de poner de acuerdo a médicos y especialistas en cosmética ese es el retinol. Este derivado de la vitamina A, disponible sin receta en serums, cremas o contornos de ojos, es un aliado antiedad y antiacné. Hasta hace unos años, lo común era reservarlo al cuidado del rostro. Pero hoy también vivimos una fiebre de retinol corporal: abundan los cosméticos para la celulitis o para reafirmar el cuerpo enriquecidos con este ingrediente. “Es probable que haya tardado más en comercializarse para otras zonas que no sean la cara por la dificultad a la hora de estabilidad la molécula, por su potencial irritación y por la preferencia por otros ingredientes menos irritantes”, explica Silvia Giralt, esteticista fundadora del Centro de Estética Silvia Giralt.

Los superpoderes del retinol han animado a perfeccionarlo en formato corporal porque promueve la síntesis de colágeno y mantiene la piel libre de grasa, lo que la deja suave y firme. Sus beneficios no se quedan ahí: es capaz de luchar contra la melanina y reducir el exceso de pigmentación: es decir, combate y trata las manchas. Es efectivo contra las cicatrices, la queratosis, el acné y el envejecimiento.

“Los primeros corporales con retinol aparecieron hace unos 15 años. El boom actual se debe a la evidencia científica en cuanto a sus beneficios y al aumento en la demanda de productos corporales en los últimos años”, opina David Fernández Polo, Skincare Education Specialist, de Paula’s Choice España, marca que comercializa una loción corporal con 0,1 % de retinol.

¿Y en qué se diferencia el retinol en corporales del retinol para el rostro? “Su textura es más densa y nutritiva, y la concentración más baja”, aclara Ana Santamarina, experta en dermocosmética y formulación, y artífice de Sublime, un tratamiento corporal con retinol micro-encapsulado que estimula la síntesis de colágeno.

Una apuesta segura: confiar en su versión microencapsulada: “En LICO, lo microencapsulamos en un polímero de celulosa. Esta técnica libera el retinol lentamente a medida que la piel lo necesita, un proceso que dura unas 8 horas. Además, la microcápsula traspasa la primera barrera de la piel, por lo que trata en más profundidad”, explica Ya tengo las respuestas de Estefanía Ferrer, ingeniera química y CEO de LICO (nombre producto).

Como con el rostro, es necesario empezar poco a poco. Si abusamos, el retinol puede irritar la piel. “Si el porcentaje es muy bajo, quizá se tolere a diario desde el principio, pero si hablamos de un 0,1%, aconsejo empezar aplicándolo tres o cuatro noches por semana, menos en zonas más sensibles como el interior de los muslos con las que debemos ir con más cuidado aún”, recomienda Santamarina.

Ojo a la hora de combinarlo con otras cremas, ya que puede provocar enrojecimiento: “Es mejor no usarlo después de una exfoliación física o química. Tampoco debemos mezclarlo con productos con AHA’s”, indica Santamarina. Silvia Giralt, esteticista fundadora del Centro de Estética Silvia Giralt, coincide: “Tampoco es aconsejable junto a peróxidos, ácidos alfa hidroxi (AHA) y beta hidroxi (BHA) en altas concentraciones, y algunos tipos de vitamina C. Es mejor consultar a un profesional de la estética o a un dermatólogo para obtener recomendaciones personalizadas. El retinol no es para todo ni para todos”.

En algunas pieles, sí se puede mezclar con ácidos. “Hay estudios que confirman que se logran resultados más completos al combinar retinol con los exfoliantes químicos AHA o BHA (Exfoliante Corporal 10 % AHA o 2 % BHA Spot Exfoliante Corporal, ambos de Paula’s Choice). Al exfoliar previamente la piel y eliminar la capa de células muertas acumuladas en la superficie, mejoramos la capacidad de penetración del retinol. Esta combinación restaura y reduce los daños solares, hidrata, suaviza e unifica”, asegura David Fernández Polo, Skincare Education Specialist, de Paula’s Choice España. Aún así, insiste en usar el retinol de manera progresiva, no más de dos o tres veces a la semana. Un truco para evitar posibles reacciones, es recurrir a formulaciones que lo combinan con ingredientes calmantes y nutritivos como la manteca de karité.

Debemos huir también del sol. “Los retinoides son fotosensibles, su eficacia se reduce cuando se exponen a los rayos. Lo suyo es aplicarlos antes de acostarse. De noche, la piel experimenta procesos de renovación conocidos como ciclos circadianos”, afirma Raquel González, cosmetóloga y directora técnica de Perricone MD, que comercializa el corporal con retinol Cold Plasma Plus+ Fragile Skin Therapy.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_