_
_
_
_

2023, el año en el que vivimos en bragas

Un sinfín de celebridades se han sumado al fenómeno estilístico del año, aunque su réplica en el mundo real no está tan clara

Nochevieja 2024
Victoria Zárate

Los seguidores de la serie Sexo en Nueva York seguro que recordarán ese mítico episodio de su cuarta temporada en el que Carrie Bradshaw es llamada a desfilar durante la Semana de la Moda junto a modelos y otras personalidades del círculo elegante de Manhattan. Para sorpresa de la columnista, su única prenda a llevar bajo un abrigo de Dolce & Gabbana es una braguita enjoyada. Aunque la idea no entusiasma a Bradshaw, tras varias evasivas decide lanzarse a la piscina –y casi de forma literal, por la estrepitosa caída que experimenta sobre la pasarela–, aclamada entre aplausos y los gritos de su amigo Stanford ‘oh my GOD, she’s fashion roadkill!’ –¡Dios mío, ha sido atropellada por la moda!–.

Como en otra infinidad de momentos de la serie, el personaje de Sarah Jessica Parker resulta revolucionario –e incluso visionario– en cuestión de estilismo, ya que puso por primera vez en un contexto mediático de moda y más allá de la alcoba eso de salir vestida con unas simples bragas. Dos décadas después, el fenómeno no-pants o pantless, tal y como el público anglosajón ha bautizado al modo de vestir sin pantalones o una falda para poner la ropa interior en un primer plano, parece haber despegado por completo con una lista casi infinita de celebrities que se atreven, al igual que Bradshaw, a acudir a un evento o salir a la calle literalmente en bragas.

Una de las primeras imágenes que hizo saltar la alarma sobre una posible tendencia tuvo lugar a finales del año pasado, cuando Kendall Jenner fue vista paseando por Los Ángeles y a plena luz del día con un ramo de girasoles en mano, bolso de Bottega Veneta en la otra y un jersey azul marino de la misma firma. En vez de unos pantalones llevaba unas sencillas medias de Calzedonia de siete dólares y una braguita a juego. Nada más y nada menos.

Kylie Jenner a su llegada al desfile de Loewe en París en otoño de 2022.
Kylie Jenner a su llegada al desfile de Loewe en París en otoño de 2022. MEGA (GC Images)

A las pocas horas y entre bromas y elogios, cuentas de Instagram como la de la estilista Dani Michelle ponían la balanza a favor del arriesgado look, que días después sería secundado por su hermana Kylie Jenner a la llegada del desfile de Loewe con un conjunto de camiseta interior y braguita de la marca. Esta proeza de estilismo generó en su perfil de Instagram 2.9 millones de likes al postear el look.

Maya Hawke, Emily Ratajkowski y Hailey Bieber secundan la tendencia 'no-pants'.
Maya Hawke, Emily Ratajkowski y Hailey Bieber secundan la tendencia 'no-pants'. GETTY IMAGES

Desde entonces, ya sea dejando las bragas a la vista o sugiriendo su presencia con camisas largas y chaquetas oversize (Maya Hawke, Hailey Bieber, Emily Ratajkowski o la mismísima Alexa Chung durante su última visita a Madrid son algunos ejemplos), un sinfín de personalidades se han sumado a la tendencia no-pants con el consecutivo revuelo en redes sociales que conlleva.

Camila Mendes, Chiara Ferragni o Alexa Chung son algunas de las celebrities que se atreven a asistir a un evento sin pantalones.
Camila Mendes, Chiara Ferragni o Alexa Chung son algunas de las celebrities que se atreven a asistir a un evento sin pantalones.GETTY IMAGES

La actriz Camila Mendes con solo un sujetador y un culotte de tiro alto bajo una chupa de cuero a la entrada del desfile de Coach, el look de nueva oficinista de Sidney Sweeney, la manera de llevar la braguita retro según Chiara Ferragni, la propuesta fiestera de Beyoncé, Bella Hadid por Manhattan comiendo un trozo de pizza con sus vertiginosas piernas al aire bajo un boxer... Son imágenes que se han hecho virales, planteando seriamente esta tendencia como estilismo diurno o llevado al límite con las alocadas e inclasificables versiones de Julia Fox.

Julia Fox y Bella Hadid hacen del calzoncillo boxer un básico urbano.
Julia Fox y Bella Hadid hacen del calzoncillo boxer un básico urbano.GETTY IMAGES

Y quedará grabado para la posteridad la aparición de la modelo y actriz Jodie Turner Smith durante el evento Vogue World: London, vestida por Viktor & Rolf con una braga y una franja de tela escultural en forma de lazo junto a tiras de diamantes, guantes negros y unos infinitos stilettos. Sublime en todos los sentidos.

Jodie Turner Smith durante el evento 'Vogue World: London' con un diseño 'pantless' de Viktor & Rolf.
Jodie Turner Smith durante el evento 'Vogue World: London' con un diseño 'pantless' de Viktor & Rolf.GETTY IMAGES

Lotta Volkova, la gran impulsora del movimiento

Pero si hay una mujer que ha sido capaz de instigar con éxito a la revolución pantless como ya intentaron en su momento Kim Kardashian, Anna Dello Russo o Nicki Minaj, ella es Lotta Volkova. Esta rara avis de nuestra generación en materia de estilismo que se dio a conocer al mundo entero como la mano derecha de Demna para Vetements y Balenciaga, es la gran conjuradora de la ropa interior como prenda básica de armario. Si en la cápsula que diseñó para Jean Paul Gaultier la primavera de 2022 ya abordó la lencería a modo de material aspiracional para el día a día, ahora sigue perpetuando la tendencia al frente del estilismo de Miu Miu.

Kim Kardashian y Nicki Minaj ya apostaron por la tendencia con propuestas arriesgadas como estas en 2017.
Kim Kardashian y Nicki Minaj ya apostaron por la tendencia con propuestas arriesgadas como estas en 2017.GETTY IMA

Desde su primera colaboración para el prefall 2019 de la marca junto a la fotógrafa Julie Greve, Volkova se ha convertido en parte inherente de la savia nueva y sorprendente que recorre la segunda línea de Miuccia Prada, incluido su empeño por poner la ropa interior en un primer plano. “Todo este movimiento empezó con Lotta Volkova, que tiene las mejores piernas de la moda. Como estilista de Miu Miu está haciendo un trabajo muy profundo de campo para las colecciones de la marca, busca concienzudamente en su archivo. De ahí recuperó para el desfile la primera braga que Miuccia Prada diseñó en Miu Miu, en el verano del 2000, con un tono azul marino siguiendo la línea sobria de la marca”, concreta Iria Domínguez. La experta en comunicación de moda se refiere al desfile otoño–invierno 2022, la colección más rupturista de Miu Miu hasta entonces por las microfaldas que dejaban entrever –aún de forma sutil– el filo de una braguita satinada en colores pastel.

La artífice de todo: Lotta Volkova en el evento Miu Miu Summer Club Malibu luciendo tendencia este verano.
La artífice de todo: Lotta Volkova en el evento Miu Miu Summer Club Malibu luciendo tendencia este verano.Stefanie Keenan (Getty Images for Miu Miu)

Si el siguiente verano Miu Miu incidió en la tendencia con juegos de transparencias y bajando unos centímetros el tiro de las prendas, este invierno 2023 Lotta deja la sugerencia a buen recaudo y defiende un estilismo donde la ropa interior brilla en todo su esplendor. “Hablamos de una tendencia que nace directamente de las pasarelas y parte de la superposición de leotardos o medias para finalizar con las braguitas a la vista, como muestra este último desfile”, puntualiza Alba Melendo, directora creativa y la estilista de cabecera de Karol G y Bad Gyal.

Desfile otoño-invierno 2023 de Miu Miu.
Desfile otoño-invierno 2023 de Miu Miu.IMAXTREE

Sin quererlo, la creativa rusa había dictaminado sentencia: sí o sí, las bragas se convertirían en una prenda básica para salir a la calle los próximos meses. “Si ha ocurrido ahora y no hace años es porque no había habido una estilista a la altura de Lotta Volkova trabajando en una casa de moda tan exquisita como Miu Miu”, corrobora Alicia Padrón, directora creativa y visionaria del street style. “Lotta ha conseguido que en Miu Miu el estilismo supere a la propia colección, es fácil encontrarte a chicas por la calle que se han cortado las faldas y las chaquetas para replicar ese look [otoño–invierno 2022]. Cuando una marca consigue que su trabajo sobre una pasarela se lleve en la calle roza casi el concepto de movimiento cultural, algo parecido a ese espíritu revolucionario que supuso en los años 60 la aparición de la minifalda”, señala Domínguez.

Chicas ‘pantless’: de Edie Sedgwick a Emma Corrin

En esa misma década comienzan los primeros escenarios de ensayo y error de la tendencia, con una tierna Edie Sedwick posando con solo una camisa y medias negras bajo el objetivo de Andy Warhol, seguido de la proliferación de los hot pants que trajeron los 70 o el triunfo del aeróbic en la posterior década. Los años 90 normalizaron su presencia en la fotografía de moda, unida a esa imagen de resaca interminable en la cama perpetuada por el heroin chic. “Nunca olvidaré a Rose McGowan en los VMA’s del 98. Ese look poderosísimo cambió la historia de las alfombras rojas. También me impactó Sigourney Weaver en Alien, porque cuanto más pesado es el upper body más me gusta el contraste. Y por supuesto las fotos de Corinne Day a Kate Moss en British Vogue del verano del 93″, señala Padrón.

El cine ha sido precursor del 'pantless':  Rose McGowan en los VMA’s del 98 y Sigourney Weaver en la película 'Alien'.
El cine ha sido precursor del 'pantless': Rose McGowan en los VMA’s del 98 y Sigourney Weaver en la película 'Alien'.GETTY

Pero si hablamos de décadas, Iria Domínguez apunta a los 2000 como la otra pata temporal del movimiento, que viene a confirmar el carácter cíclico de la moda con una fuerte presencia de estética Y2K, con aquellas tendencias de la segunda década que propulsaron it girls como Cory Kennedy. “Estamos viviendo un revival del indie sleaze y la estética Tumblr, con momentos imborrables como ese mítico robado que hicieron de Mary Kate Olsen con una camisa y zapatones de Balenciaga por la calle”.

En 2023, y como añadido al tándem de éxito que forman Volkova y Prada, entra la actriz Emma Corrin, nueva musa de Miu Miu y quien mejor ha defendido la ausencia de pantalones en sus últimas apariciones. La princesa Diana en la serie The Crown no solo se enfunda uno de sus culottes siempre que puede (como el del look 48 de la firma para asistir al festival de Venecia) sino que es imagen de su última colección Holiday y ha desfilado con unas bragas de paillettes para este otoño–invierno 2023 junto a Mia Goth, Zaya Wade y Ethel Cain.

Tres momento clave en el Emma Corrin defendió la tendencia de ir sin pantalones en 2023: Festival de Venecia, evento de Miu Miu y la fiesta de "The Crown" en el The Royal Festival Hall de Londres.
Tres momento clave en el Emma Corrin defendió la tendencia de ir sin pantalones en 2023: Festival de Venecia, evento de Miu Miu y la fiesta de "The Crown" en el The Royal Festival Hall de Londres.GETTY IMAGES

“Es quien mejor lleva la tendencia, le pega mucho y lo lleva a su terreno como si fuera parte de su propio armario”, señala Domínguez. Tras su estilo arriesgado y a menudo sin género se esconde el estilista británico Harry Lambert (creador del mito estético que rodea a Harry Styles), que juega con el eclecticismo al límite y que encaja como un guante en la nueva era Miu Miu.

Junto a Miu Miu, una multitud de marcas se han sumado a la tendencia desde la primavera pasada, como muestra Bottega Veneta en el look defendido por Kendall Jenner o el juego de transparencias que formulan sobre ropa interior Antonio Marras y Ann Demeulemeester. De la propuesta pantless de Coperni y Chloé que pone el foco en la prenda de abrigo a la versión ochentera con prominentes hombreras del desfile Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood de este otoño, pasando por los calzoncillos lenceros de N.21 o los micro shorts de Missoni en su punto jacquard. Y la próxima temporada el fenómeno promete perdurar en el tiempo, como vaticinan los desfiles de Michael Kors o Gabriela Hearst visibilizando lencería de estilo 70s bajo caftanes de rejilla.

Desfile otoño invierno 2023 de Chloé, prefall y OI de Coperni para este año.
Desfile otoño invierno 2023 de Chloé, prefall y OI de Coperni para este año. IMAXTREE
Desfile otoño invierno 23 de N.21 y primavera verano del mismo año de Ann Demeulemeester.
Desfile otoño invierno 23 de N.21 y primavera verano del mismo año de Ann Demeulemeester. IMAXTREE

De la pasarela y la percha ‘celebrity’ al mundo real

Mil y una fórmulas de cómo llevar la tendencia no-pants se han percibido a la salida de los desfiles, en esa pasarela alternativa que se monta durante Las Semanas de la Moda. Alicia Padrón, célebre por sus estilismos irrepetibles a cualquier hora del día, describe su experiencia: “Yo me lo he puesto con una braga negra tipo brief y una falda de poliuretano transparente por encima. Tengo una de Jil Sander con un suave color lila que tinta un poco mis piernas con la luz y me hace sentir un poco más vestida, aunque el plástico haga un poco de efecto invernadero”, confiesa.

Desfile primaveral de Antonio Marras y la propuesta OI 23 de Missoni.
Desfile primaveral de Antonio Marras y la propuesta OI 23 de Missoni.IMAXTREE

Llevado al mundo terrenal fuera de la moda, en cambio, los ejemplos escasean. “Si consideras a la gente que trabaja en la moda como un público real, entonces sí, es real”. Alba Melendo tampoco confirma su éxito generalizado: “No se trata de una anécdota loca de este año pero tampoco es apta para todos los públicos. En realidad es más para gente con piernas esbeltas, delgadas y cuerpos trabajados en gimnasio. La moda es un juego, nos lo tenemos que tomar así”.

Desfile primaveral de Bottega Veneta y las propuestas OI 23 de Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood y Ferragamo.
Desfile primaveral de Bottega Veneta y las propuestas OI 23 de Andreas Kronthaler para Vivienne Westwood y Ferragamo. IMAXTREE

Verlo sobre una pasarela o en un reel de Instagram, y vivirlo en tu propia piel, es otra cosa. En la web de moda, cotilleos y estilo de vida Page Six, la periodista Elena Fishman cuenta cómo se sintió al llevar la tendencia durante unas horas. “Mientras desfilaba por el Upper West Side con mis bragas y tacones a lo Kylie [Jenner] creí al principio estar viviendo una pesadilla, y el hecho de que fuera hiciera mucho frío no ayudó”, describe. “Aunque ir con los muslos al descubierto resultó bastante cómodo y, a los transeúntes pareció gustarles la idea, añadir un abrigo lo hizo todo más fácil, además bloqueó mi trasero a la vista”, relata divertida la periodista.

El próximo verano según Michael Kors y Gabriela Hearst.
El próximo verano según Michael Kors y Gabriela Hearst. IMAXTREE

Entonces, si estamos ante una tendencia compleja de ejecutar que no va a secundar el consumidor, ¿qué sentido tiene para las marcas defenderla? Iria Domíguez lanza una teoría no muy descabellada sobre el asunto: “Si te fijas, es una manera sutil de poner la atención en los zapatos, que es la principal fuente de ingresos de una marca junto a los bolsos. Es su manera de centrar la venta en los complementos”. Menos ropa y unos buenos zapatos. Así nos vestiremos en el 2024.

Sobre la firma

Victoria Zárate
Periodista vinculada a EL PAÍS desde 2016. Coordinó la web de Tentaciones y su sección de moda y estilo de vida hasta su cierre en 2018. Ahora colabora en Icon, Icon Design, S Moda y El Viajero. Trabajó en Glamour, Forbes y Tendencias y ha escrito en CN Traveler, AD, Harper's Bazaar, V Magazine (USA) o The New York Times T Magazine Spain.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_