Habla el concejal que se duchó en directo durante un pleno virtual

Bernardo Bustillo olvidó apagar la cámara y su imagen desnudo fue vista por sus compañeros del Ayuntamiento de Torrelavega y por los televidentes de una emisora local

El concejal Bernardo Bustillo se ducha mientras escucha las intervenciones de sus compañeros en el pleno virtual de Torrelavega (Cantabria).

Llevaban cuatro horas y media de pleno, y habían tratado una modificación de los presupuestos, la medida más importante que tenían que debatir los 25 concejales del Ayuntamiento de Torrelavega (Cantabria). Todos ellos conectados con Teams, la aplicación de videoconferencia que usa el Consistorio para los plenos y las comisiones. Ya había llegado el turno de ruegos y preguntas, cuando en una de las pequeñas ventanas por las que asomaban las caras de los concejales se vio algo más de uno de ellos.

Bernardo Bustillo, concejal socialista de 52 años, ya había intervenido en el debate del pleno. Quería seguir escuchándolo y llevó al baño su portátil. Se desnudó y entró en la ducha mientras oía de fondo las intervenciones de sus compañeros. Pero el agua no le dejó escuchar las exclamaciones de su alcalde: fue el primero en darse cuenta de que su concejal de Fondos Europeos y Participación Ciudadana aparecía desnudo en las pantallas de todo el Consistorio y también en las de Vegavisión, una cadena de televisión local.

Más información
De dar misa a enterrar a sus feligreses con sus propias manos
¡Bienvenidos a Sevilla, sanitarios!
‘Cantando bajo la lluvia’: el vídeo de la noche de fiesta del alcalde de Lanjarón que el Ayuntamiento canceló por la covid

Aún abochornado por lo ocurrido, Bustillo, de profesión entrenador de natación, cuenta por teléfono cómo terminó apareciendo desnudo en los móviles y portátiles de sus compañeros, y de algunos telespectadores más (“quizá no llegaran a 40, según me han contado este viernes”, apunta) que seguían el pleno por la cadena de televisión.

“Fue por exceso de confianza. Yo ya había usado Teams en tres o cuatro plenos anteriores, y en comisiones, y no es excusa que no supiera usarlo porque nos habían enseñado a hacerlo", comenta aún apenado. "Es normal que los concejales salgamos en algún momento al baño o a fumar porque los plenos son largos, y como eran ya los minutos finales, me llevé el portátil a la ducha”, asegura por teléfono. “Me confié porque había minimizado la ventana y no comprobé que la cámara seguía conectada”.

Tardó en darse cuenta, como revela el fragmento del vídeo, que se filtró y ha terminado viralizándose en redes sociales. “Me di cuenta cuando salí de la ducha y empecé a secarme”. “¡Berniiii!”, le gritaba al otro lado de la pantalla Olga Quintanilla, una compañera de la oposición, una concejal del PP, con la que mantiene una buena relación. Para entonces, el alcalde, del Partido Regionalista de Cantabria, que gobierna en coalición con el PSOE, ya había pedido que se cortara la emisión.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Lo primero que pensé fue en cerrar el portátil. Fui doblemente tonto por haberlo dejado, encima de unas playeras, orientado hacia la ducha”. Pensó enseguida en el bochorno, en su madre y en sus hijos. “Los voy a matar a disgustos”, dice el concejal que pensó, antes de comprobar que se habían perdido un buen número de llamadas en su móvil, que había sonado mientras él estaba bajo el grifo.

Se quedó tranquilo cuando una compañera del partido le dijo que el alcalde había pedido que no se difundieran las imágenes. Pero el miércoles volvió a sentir la punzada de la vergüenza: otro compañero le aseguró que había recibido el vídeo en el que se le veía desnudo en su móvil.

La reacción de sus vecinos y sus hijos fue mejor de lo que esperaba. “Me han llamado compañeros del PSOE pero también del PP para decirme que lo sentían”. Pero agradece más los mensajes de humor que los de tono serio, que le suenan “casi a pésame” y le hacen sentirse peor. Entre los primeros, ha recibido el de un hermano que vive en Madrid y que le “vacila” para que le envíe a él el vídeo directamente. También ha bromeado con un compañero concejal, que ha planteado construir un banco gigante para atraer turismo a la ciudad cántabra, de 51.000 habitantes. “Me dice que Torrelavega va a hacerse más famosa por mi vídeo que por su banco”, comenta Bustillo entre risas.

Lea más temas de blogs y síganos en Flipboard

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS