Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP llevará al Supremo el nombramiento de Dolores Delgado como fiscal general por su “odio” al partido

Los populares esgrimen recortes de hemeroteca con declaraciones de la exministra para demostrar su "animadversión y falta de neutralidad"

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. En vídeo, declaraciones de Álvarez de Toledo, este martes, sobre Dolores Delgado.

El PP ha ultimado su decisión de recurrir ante el Tribunal Supremo el nombramiento de la nueva fiscal general del Estado, Dolores Delgado, confirmado este martes por el Consejo de Ministros. La formación conservadora entiende que la exministra de Justicia “no cumple los criterios de idoneidad” y, además, cree demostrada su “animadversión y falta de neutralidad” ante el cúmulo de ataques que Delgado les ha dirigido. La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, fue la encargada este martes de argumentar esa decisión tras la Junta de Portavoces y se basó para ello en una serie de declaraciones de la extitular de Justicia sacadas de la hemeroteca.

La portavoz popular en el Congreso sustentó la determinación de su formación de recurrir el nombramiento de Delgado en esas manifestaciones públicas que ratificó por la actitud mostrada por la exministra la semana pasada durante la comparecencia no vinculante que hizo en la comisión de Justicia. Álvarez de Toledo aseguró que Delgado se expresó con “odio, hostilidad y animadversión inusitada” hacia el PP y que eso la inhabilita para ser fiscal general porque, sostuvo, así no puede “preservar la neutralidad de las instituciones”.

Álvarez de Toledo explicó que el PP aportará en su recurso contra Delgado una serie de exposiciones públicas de la exministra en las que se evidencia un “sectarismo” y una “hostilidad contra el principal partido de la oposición”. A la dirigente popular le pareció “muy importante” basar esa actuación en la hemeroteca porque en la misma se pone en evidencia que la nueva fiscal del Estado practica “una agresión sistemática verbal” contra ese partido.

“No puede ser fiscal general del Estado quien expresa y destila un sectarismo y un odio al principal partido de la oposición que la ponen bajo sospecha en sus actuaciones. No es una persona neutral. Su nombramiento claramente beneficia solo al poder ejecutivo y al separatismo y perjudica clarísimamente a la democracia, al Estado de derecho”, señaló la portavoz popular tras la Junta de Portavoces del Congreso.

El PP y la propia Álvarez de Toledo arremetieron este martes con dureza contra la reunión ya convocada y fijada para este miércoles en La Moncloa entre una delegación de ocho miembros del Gobierno central y otra de la Generalitat catalana. La portavoz popular en el Congreso la consideró “una afrenta a la Cámara y a los constitucionalistas” en Cataluña y en España, por producirse fuera de las Cortes: “Es una mesa por la amnistía, al servicio del separatismo —más concretamente de un presidiario, el señor Junqueras— y al servicio del propio Gobierno en su blanqueamiento. Lo que busca esa mesa es blanquear a los delincuentes y también blanquear al Gobierno”.

El PP pidió que la cita se desconvoque sabiendo de antemano que esa opción es inviable y expresó su temor a que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, aproveche ese encuentro programado a las 16.30 del miércoles en La Moncloa para no acudir al Congreso para responder a la interpelación planteada por el PP precisamente sobre ese asunto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >